La oposición frente al acuerdo con el FMI: «Le decimos sí a la refinanciación y no al programa económico que nos lleva a más decadencia, más impuestos»

Hubo consenso en “no empujar a la Argentina al default”, pero no en cómo votar el proyecto enviado por el Gobierno; los referentes de JxC coincidieron en rechazar la propuesta de Martín Guzmán para cumplir las metas; habrá otra reunión en los próximos días.

Algunos, como Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, habían compartido horas antes la movilización en reclamo del fin de la invasión rusa en Ucrania. Puntuales, y de acuerdo con lo conversado, las principales cabezas de Juntos por el Cambio (JxC) encendieron en la noche del domingo sus computadoras para debatir una estrategia común e intentar arribar a una posición compartida en torno del crucial acuerdo entre el Gobierno y el FMI, rechazado por el cristinismo. Lo lograron a medias.

Luego de más de dos horas de Zoom, las posiciones, contrapuestas en algunos casos, siguieron vigentes, pero se lograron algunos acuerdos básicos. El primero de ellos es un consenso para “no empujar a la Argentina al default”. Según dijeron a LA NACION participantes de la reunión, avalarían la refinanciación de la deuda argentina con el FMI.

Quedó inconclusa, relataron, la definición entre macristas, radicales y lilitos sobre el artículo 2°, que contiene los anexos con el plan diseñado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, para poder cumplir con los requerimientos del organismo internacional de crédito. Sin embargo, un comunicado de última hora de la Mesa Nacional de JxC fue terminante en este punto: “No compartimos ni estamos de acuerdo con el programa económico que ha presentado el Gobierno. Esta posición la vamos a profundizar a partir del día de mañana [por este lunes] con la presencia del ministro Martín Guzmán, para que nos aclare todas las dudas”.

Ese mismo comunicado informa que “se facultó a los presidentes de bloque a llevar adelante la estrategia parlamentaria”. Y dice que “mientras el Gobierno está dividido, Juntos por el Cambio se encuentra unido” y que la mesa nacional volverá a reunirse “entre los días martes y miércoles”.

“Le decimos sí a la refinanciación y no al programa económico que nos lleva a más decadencia, más impuestos y achicamiento de la economía privada”, afirmó a LA NACION la presidenta de Pro, Patricia Bullrich, referente de los halcones de JxC.

“Vamos a seguir haciendo esfuerzos para que el interbloque JxC vote este tema de la forma más cohesionada posible. Tenemos un primer punto de encuentro, que es no empujar al país al default. Ahora sumamos otra coincidencia: avalar el refinanciamiento de la deuda con el FMI y no avalar el programa económico que envió Guzmán dentro de la ley”, afirmó fuera de micrófono uno de los asistentes a la reunión virtual, que contó con tres economistas invitados (Hernán Lacunza, Luciano Laspina Eduardo Levy Yeyati), con el retorno de María Eugenia Vidal y con la presencia especial de los diputados Margarita Stolbizer Ricardo López Murphy.

Otro de los asistentes sostuvo: “Creemos que el Congreso no tiene por qué opinar sobre una materia que es competencia del Poder Ejecutivo y además no coincidimos en muchas cosas de este programa: es totalmente insatisfactorio. Es un capricho del Gobierno querer que el Parlamento vote las dos cosas: buscan coparticipar los costos con la oposición de algo en que el propio oficialismo tiene reparos y dudas”. Los presidentes de los bloques quedaron con la misión de intentar separar los artículos 1° y 2°. Según fuentes de la oposición, aunque ya fueron separados, los contenidos quedaron “vinculados” en la última versión del proyecto.

La opción del dictamen propio

Además de intentar “votar lo más coordinadamente posible”, la mesa opositora analiza presentar un dictamen consensuado de minoría que avale el financiamiento, pero que no haga mención al programa económico que Guzmán diseñó para cumplir con los compromisos pactados. Desde la oposición agregaron que “hay paridad en el plenario de Presupuesto y Finanzas”, por lo que deberá ser el oficialismo el que “no deberá tener fugas si quiere imponer el texto” que envió Guzmán.

Como contó LA NACION en su edición del domingo, hay un punto en el que concuerdan desde Mauricio Macri, Patricia Bullrich Horacio Rodríguez Larreta hasta los radicales Gerardo Morales Martín Lousteau Elisa Carrió: el programa que firmó Martín Guzmán con el FMI es “muy malo” y genera una “bomba” o “una trampa” –duros y moderados también se diferencian en la terminología– en materia de inflación y deuda en pesos, que complicará al próximo gobierno.

La “flexibilidad” que exhibió el Fondo en la negociación con Guzmán enerva a los “halcones” –hablan de un staff “laxo” y “peronista”–, quienes consolidaron su postura intransigente frente a las renovadas “provocaciones” del camporismo y del Gobierno, que machacan contra Macri por la “deuda impagable”. “La Cámpora está jugando al default”, comentan en JxC.

El propio Macri tomó días atrás las riendas del debate interno en Pro después de que el Presidente lo acusara frente a la Asamblea Legislativa de haber impulsado un “plan de fuga de capitales”. El expresidente escuchó a varios de los referentes económicos de JxC, pero se alineó con el diagnóstico de Laspina, para quien “el acuerdo es una bomba que le explotará al próximo gobierno”. Según pudo verse en la Asamblea Legislativa, Macri pretende que su fuerza lo defienda en la discusión por la deuda.

De hecho, durante la reunión, según otro de los participantes, Macri llevó la voz cantante. “No podemos abandonar nuestro discurso. Tenemos que dar el debate y decir hacia dónde queremos ir en materia económica”, dijo.

FUENTE: LA NACIÓN – Jaime Rosemberg


Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s