“Paren la guerra”: cientos de personas se unieron al reclamo mundial en una marcha de Plaza de Mayo al Obelisco

En primera fila estuvieron Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich; quejas por la falta de apoyo del gobierno de Alberto Fernández; este domingo también hubo protestas en México y Ecuador contra la invasión rusa a Ucrania.

Poco antes de las 18, el Himno Nacional Argentino sonó fuerte en la Plaza de Mayo. Decenas de banderas ucranianas y argentinas se mecían al compás. Los centenares de personas presentes –hombres, mujeres y niños– iniciaron luego una lenta marcha sobre la Diagonal Norte en dirección al Obelisco. “¡Cierren el cielo de Ucrania!”, gritaba una voz en off, casi como una súplica a la OTANBuenos Aires fue epicentro de una de las marchas masivas que hubo este domingo en Latinoamérica para repudiar la invasión de Rusia.

Bárbara, parada a un lado de una de esas tres cuadras repletas de gente que marchaba contra la invasión rusa a Ucrania, blandía una pequeña bandera azul y amarilla. “Mi hermanastra estaba en Zaporiyia. Tuvo que pasar 24 horas en la frontera para poder llegar a Polonia”, contó a LA NACION. La joven pretendía aguantar lo que pudiera ante el embate de las fuerzas de Vladimir Putin, pero el bombardeo a la central nuclear de esa ciudad la hizo cambiar de decisión.

La manifestación era acompañada de carteles con pedidos de “paz”, aplausos cerrados e imágenes de Putin identificado como “asesino”. Ubicados en primera fila, participaron de la marcha Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, dirigentes de Juntos por el Cambio, al igual que Luis Brandoni.

“Apenas estamos saliendo de la pandemia que afectó al mundo y ahora ¿esto?”, se lamentó Estela Rosas, una argentina sin conexión alguna con Ucrania. “Están matando al pueblo ucraniano”, reiteraban los manifestantes mientras ya alcanzaban el Obelisco.

Ana Rodríguez y Nancy Tevez llevaban colgadas de sus espaldas banderas argentinas. “Estamos acá para acompañar a Ucrania, porque Ucrania somos todos”, resaltó Rodríguez. Su amiga asentía, conmovida. “Es un horror lo que está pasando y la Argentina no puede ser neutral en esto”, destacaban las mujeres, al ser consultadas por el accionar de las autoridades del gobierno nacional. La falta de contundencia del gobierno del presidente Alberto Fernández fue remarcada esta noche también por el cónsul ucraniano en Buenos Aires, en diálogo con Comunidad de Negocios, en LN+. “Nos hubiera gustado”, afirmó Pedro Lylyk cuando le preguntaron si hubo algún enviado del gabinete de Fernández a la manifestación.

La manifestación tuvo su epicentro final en la Plaza de la República. Los automovilistas que circulaban por la zona daban bocinazos en apoyo.

Ruslan Kovalenko miraba atento el acto. En compañía de su familia, el ucraniano –que hace 22 años vive en la Argentina– rogaba por paz para su pueblo. Cada mañana, desde hace 11 días, se comunica con parte de sus seres queridos que permanecen en Chernigiv, justo en la frontera de Ucrania con Rusia y Bielorrusia. “Es tan difícil lograr una negociación. Estamos hablando de una persona [por Putin] que tiene metas y objetivos similares a los de Hitler”, denunciaba el hombre, junto al Obelisco iluminado con los colores ucranianos.

Protestas contra la guerra en México y Ecuador

Según reportó AFP, en Ciudad de México, en la céntrica avenida Paseo de la Reforma, varias personas, algunas procedentes de Ucrania, manifestaron exhibiendo la bandera de ese país, flores y pancartas para pedir el fin de la guerra.

Algunos reclamaron al gobierno mexicano, que ha evitado imponer sanciones a Moscú como otros países, envíe ayuda humanitaria a Ucrania. “Que (el gobierno mexicano) nos apoye, que mande ayuda humanitaria”, dijo a la AFP Oleksandra, una profesora de 29 años que se negó a dar su apellido. Por su parte, Irina Fedchenko, una periodista también de 29 años, dijo que la invasión rusa de Ucrania era injustificable. Durante la semana se registraron otras protestas contra la guerra en Ucrania, principalmente frente a la embajada de Rusia en México.

En Ecuador, unas 30 personas se congregaron en un parque de Quito portando carteles con leyendas como “no a la guerra”, “Putin está matando niños en Ucrania” o “Putin criminal de guerra”. Los conductores que pasaban por el lugar hacían sonar las bocinas de sus autos como muestra de apoyo. “Protestamos porque se están bombardeando hospitales, se están bombardeando escuelas, se están bombardeando edificios de gente que vivía completamente en paz, en un paraíso, antes de la ocupación rusa”, dijo Mayra Aguilar, una ecuatoriana de 29 años que vivió cuatro años en Ucrania.

“Estamos pidiendo la paz”, agregó, en tanto dijo tener el “corazón destrozado”, pues la familia con la que se hospedó en sus años de estudiante en Ucrania no pudo abandonar el país. Desde que empezó la ofensiva rusa en Ucrania el 24 de febrero, se han multiplicado las manifestaciones contra la guerra en todo el mundo.

Este fin de semana se registraron protestas en otras ciudades del mundo como Londres, París, Roma, Zúrich y Nueva York, indicó la agencia AFP.

Fuente: Valeria Musse para La Nación


Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s