Roberto Feletti responsabilizó a Martín Guzmán por la inflación y pidió retenciones móviles

El funcionario habló de la falta de una “política antiinflacionaria consistente”. “Si no hay regulación externa, puede haber crisis alimentaria”.

Fiel a su estilo y con definiciones políticas por fuera de su rol, el secretario de Comercio, Roberto Feletti, esquivó responsabilidades sobre la suba de precios. “Está claro que no hacemos milagros. Las canastas han funcionado y mejoraron los precios de referencia, pero es insuficiente”, dijo al ser consultado por el relanzamiento de Precios Cuidados, uno de los 4 programas regulados que impulsa para frenar el alza de los alimentos. Sobre la inflación de marzo, adelantó que “iba a ser alta”, pero aclaró que “eso es responsabilidad del Ministerio de Economía”.

El funcionario, referente del Instituto Patria, repartió culpas sobre la aceleración inflacionaria de los últimos meses. Pero resaltó que el último aumento de las retenciones a los derivados de la soja para armar un fideicomiso para el trigo no alcanza y que se requiere reforzar esa medida. “En la balanza comercial se necesitan dos cuestiones: derechos de exportación que pueden ser móviles, (para) que acompañen las fluctuaciones de los precios internacionales. Y por el otro, necesitamos una planificación de asegurar las divisas” para importar insumos clave para la producción local.

La mención de las retenciones “móviles” es un mensaje claro hacia el campo. Un ejemplo de eso fue la llamada “125”, que en 2008 el kirchnerismo intentó aplicar a las exportaciones de la soja. Sin ser tan explícito, Feletti reiteró que resulta prioritario “frenar la presión internacional” de los precios de los alimentos. Hace un mes, el gobierno elevó 2% las retenciones a la harina y el aceite de soja y el 1% al biodiésel, para solventar un fideicomiso para subsidiar el consumo interno de la harina. Algo que todavía no se implementó.

Feletti asumió el 20 de octubre del año pasado con la misión de endurecer los controles de precios. En su debut como secretario de Comercio, aplicó por resolución un congelamiento por 90 días al programa de Precios Cuidados. Hoy, el programa contempla ajustes trimestrales y a partir de ayer, se autorizaron aumentos promedio de 6,37% para el trimestre. A pesar de que sumó nuevas canastas y productos frescos, como la carne, los tomates y la lechuga, los precios no paran de subir.

“La inflación de marzo será alta”, adelantó el funcionario, sin dar detalles. La semana entrante, el Indec revelará el índice, que las consultoras privadas estiman que rondará el 6%. El mes pasado, el costo de vida en Venezuela fue 1,4%. Con respecto a esto, Feletti cree que los alimentos no tendrán tanta incidencia y que la disparada de precios de estos días “fue una manera de anticiparse a las paritarias” por parte de las empresas.

Locuaz y confrontativo, Feletti defendió sus políticas. Dijo que dieron resultados, pero que su gestión es insuficiente para contener el alza de los precios. “La inflación es política económica, yo hago política de precios”, dijo, en clara alusión al ministro de Economía, Martín Guzmán. Sobre este punto, remarcó la necesidad de aplicar “una política antiinflacionaria consistente”.

Por otro lado, consideró que “el acuerdo con el Fondo es letra muerta”. Algo difícil de rebatir si se tiene en cuenta que el acuerdo estipuló para este año una inflación máxima del 48%, muy por debajo del 60% que estiman las consultoras.

En declaraciones radiales, ayer se refirió también a la convocatoria del Gobierno a la UIA y la CGT para consensuar medidas para afrontar la suba de precios.  Sobre la “mesa de concertación” y aunque no fue invitado, Feletti reclamó sumar a la Mesa de Enlace. Criticó los últimos aumentos de la harina y nuevamente apuntó contra los molineros. “No es una industria fácil”, dijo, para referirse al alza del pan.

En esta ocasión, Feletti reservó gran parte de la munición a Guzmán, una de las figuras más criticadas desde el entorno de Cristina Kirchner. “Estamos en un mundo muy difícil y el Ministerio de Economía tiene que bajar líneas claras de política económica que reduzcan la volatilidad y preserven ingresos populares. Si no, esto se va poner feo”, dijo.

“Si no hay regulación externa, hay riesgo de crisis alimentarias”, concluyó Feletti, en forma alarmista.

Fuente: Damián Kantor para Clarín


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s