Camioneros levantó el bloqueo a San Nicolás después de dos días

Lo anunció el intendente, Manuel Passaglia, a partir de información de empresas y transportistas locales, pero no del gremio; el sindicato de Moyano paralizó desde el viernes la recolección y la entrada de mercaderías al cerrar el tránsito en los accesos a la ciudad

SAN NICOLÁS (Enviado especial).– El conflicto que mantuvo en vilo a esta ciudad se destrabó a última hora de esete domingo, cuando el sindicato de Camioneros levantó el paro que la dejó sin servicio de recolección de residuos por tres días y con bloqueos de accesos que interrumpieron el ingreso de mercaderías. En la intendencia celebraban el fin de las protestas, aunque no tenían una confirmación desde el gremio, sino desde las empresas y los transportistas locales. Mientras el intendente Manuel Passaglia (Juntos por el Cambio) preparaba un operativo municipal para levantar las bolsas de basura, la medida de fuerza decretada tras la detención de dos sindicalistas por bloquear una empresa en San Pedro se canceló.

En esta ciudad, que pasó el fin de semana entre residuos sin recolectar y bloqueos de sus accesos por la protesta camionera, ya se preparaban medidas municipales para levantar los desechos, cuando algunos camiones de recolección empezaron a recorrer el centro. De remera blanca y jean azul, el intendente Passaglia permanecía en la municipalidad y buscaba alternativas, entre las que no descartaba la municipalización del servicio de recolección en el distrito. Tenía decidido cumplir esa tarea con personal y vehículos municipales si el paro de los camioneros no se levantaba.

El conflicto comenzó el último viernes a partir de una protesta por la detención de dos gremialistas, procesados por bloquear una empresa de San Pedro, en 2018.

Passaglia lo comunicó luego en redes sociales. “Perdió la extorsión”, escribió. Y añadió: “La empresa de recolección de residuos acaba de comunicar al municipio que levantan el paro y varios transportistas nos confirman que mañana vuelven a circular. Celebramos la medida que trae alivio a los vecinos de San Nicolás”.

Este domingo los accesos a San Nicolás permanecían abiertos, tras los bloqueos totales que habían impuesto los manifestantes de los camioneros. Según aseguraron en esta ciudad a LA NACION fuentes municipales, ya no fueron imprescindibles los cortes inflexibles para los sindicalistas, porque “llamaron a las distribuidoras para decirles que no iban a dejar entrar camiones” y por eso no ingresaron mercaderías a la ciudad. “También paralizaron la distribución interna”, afirmaron desde el municipio nicoleño.

En las calles céntricas y también de la periferia, se observaban las bolsas de residuos sin retirar. En el centro, algunos de los contenedores plásticos lucían rebalsados. Una copiosa lluvia que se desató en la noche del domingo complicaba más el panorama, ante la presencia de residuos en veredas y calles.

Pasadas las 21, una guardia de la empresa Entre, encargada de la recolección en el distrito, recorría la zona céntrica recolectando las bolsas. En el municipio no tenían todavía la información del levantamiento de la medida de fuerza camionera, pero sabían por la empresa que algunos recolectores iban a salir a liberar de residuos el centro.

El personal que esta noche recorría la ciudad bajo una cortina de agua para encargarse de la guardia mínima de recolección pertenece al gremio de camioneros. Este lunes, Passaglia tenía previsto activar desde las 9 un operativo con empleados municipales para cubrir el servicio de recolección. La calle Garibaldi era una de las arterias céntricas que el domingo por la noche ya recorrían los camiones de ese servicio de emergencia, según pudo constatar LA NACION en el lugar.

“Si tengo que salir yo mismo, en persona, lo voy a hacer, porque es una decisión la de recolectar los residuos y una urgencia, porque está empezando a haber un riesgo sanitario por la no recolección. Y, además, si el problema persiste, no vamos a dudar en tomar una decisión de fondo y estamos evaluando la municipalización del servicio de recolección de residuos”, afirmó Passaglia a LA NACION, cuando todavía persistía la medida de fuerza. El intendente se encontraba en el municipio acompañado, entre otros, por su hermano Santiago Passaglia (diputado bonaerense).

El bloqueo empezó el último viernes, luego de que la Justicia ordenó la detención del secretario general de la seccional local de camioneros, Maximiliano Cabaleyro, y de Fernando Espíndola, dirigente del gremio, acusados de extorsión por bloquear el acceso a la planta de la empresa Rey Distribución SRL, en la ciudad de San Pedro. Cabaleyro es, además, concejal del Frente de Todos en San Nicolás. Entre otros delitos, se los acusa de extorsión y coacción.

Los manifestantes del sindicato habrían hecho base en la sede local del gremio (ubicada en la calle Alvear al 300), que el domingo por la noche lucía cerrada, a oscuras y con bolsas de basura en su vereda, como ocurría en la mayoría de las calles de la ciudad.

La protesta del gremio liderado por Hugo y Pablo Moyano mereció el rechazo de varios dirigentes de Juntos por el Cambio. Una delegación de diputados nacionales y provinciales de la coalición opositora preveía llegar en las primeras horas de la tarde del lunes a San Nicolás, para apoyar a Passaglia, que dijo a LA NACION que no tuvo respuestas a sus pedidos de ayuda ni desde la Casa Rosada ni desde la gobernación bonaerense.

Fuente: Javier Fuego Simondet para La Nación


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s