The Wall Street Journal polémico por la inflación en Argentina: «Acumulan papel higiénico»

Un análisis del medio norteamericano advierte que la inflación alta en Argentina «es tan natural como los jugosos solomillos y los sensuales espectáculos de tango».

Las críticas contra la inflación y la pasiva reacción del Gobierno trascienden las fronteras geográficas. El medio estadounidense The Wall Street Journal publicó un polémico artículo titulado “¿La inflación te deprimió? Al menos no vives en la Argentina”, donde se exponen, con cierta ironía, las controvertidas estrategias de los consumidores argentinos para contrarrestar el fenómeno inflacionario.

El informe pone en evidencia que los argentinos «se habituaron» a una inflación de dos dígitos por año, lo cual obligó a los consumidores a colocar todo su ingenio en desarrollar maniobras para hacer frente al aumento de los precios. The Wall Street Journal recogió una serie de testimonios de comerciantes y usuarios finales para fundamentar su controvertido análisis de la coyuntura económica local.

Los ciudadanos -según la publicación- llegan a fin de mes gracias a la «compra anticipada de productos no perecederos, alimentos enlatados, congelados, artículos de limpieza e higiene». En un contexto en que la moneda local pierde valor rápidamente, «los argentinos agotan sus cheques de pago casi tan pronto como los reciben», describe WSH.

20220205_precio_inflacion_cedoc_g
La inflación sigue complicando a la Argentina.

«Tengo amigos en Estados Unidos y España y me dicen que se están volviendo locos con su inflación anual de 5% o 7%”, declaró al medio Jonathan Faez, dueño de una tienda porteña de lencería. “¡Acá llegamos al 4% casi todos los meses!”, comparó el comerciante.

El artículo también presenta valores porcentuales correspondientes a la evolución de los precios en Argentina en los últimos años: “A fines de la década de 1980, el gasto público desbocado hizo que la inflación se disparara por encima del 3000%, y después de un período de relativa estabilidad, la cifra ha vuelto a subir, alcanzando el 6,7% solo en marzo, la más alta en 20 años”.

“Acá el 40% es normal”, especificó Faez a WSJ, luego de aclarar que superar el 50% «no nos asusta, simplemente nos molesta”.

De este modo, los consumidores concurren al supermercado al comienzo de cada mes y se inclinan por «productos no perecederos como champú y productos enlatados hasta carne congelada que se mete en los congeladores”, establece la publicación norteamericana.

También consignó el hábito de los argentinos de cambiar pesos por dólares estadounidenses para defenderse del alza sostenida de los precios.

«Compré todo el papel higiénico que pude»

Entre las tácticas de stockeo más llamativas se encontró la de una estudiante de 24 años, Melanie Lichtensztejn, quien confirmó haber comprado «más de 20 paquetes” de papel higiénico.

Idéntica estrategia adoptó para la compra de artículos de limpieza, bebidas embotelladas y leche, tratando de abastecerse al máximo, «porque sé que el próximo mes costará más comprar”, indicó la joven.

Sofía Finot, empleada en un puesto de jugos frutales en las afueras de Buenos Aires. corroboró que su competencia lucha contra la inflación agregando agua y hielo a los batidos de frutas. “¡Es más agua, menos fruta!” aseguró. Por su parte, la comerciante reveló que suele comprar fruta congelada para abastecerse antes de que los precios vuelvan a subir.

Sin excluir la dimensión cómica del drama inflacionario, WSJ reproduce el testimonio del carnicero Exequiel García, del sur del país. Su estrategia consistió en colocar los siguientes carteles en Semana Santa: “Mira nuestros precios y llorá ¡Comé carne en Semana Santa! No es un pecado”.

Ahorrar en criptomonedas

La publicación subraya la tendencia creciente de ciertos trabajadores a cobrar y ahorrar en criptomonedas, teniendo en cuenta la caída progresiva del valor del peso.

Algunos argentinos “prefieren el activo volátil de bitcoin en lugar del peso, donde saben que siempre perderán”, explicó a WSJ Damián Di Pace, de Focus Market.

criptomonedas
Criptomonedas

Otro grupo de consumidores admitió que dejó de consumir ciertos productos, desanimados por la lucha constante contra la inflación. Es el caso de María Oyhanarte y Gustavo Pastrana, quienes desistieron recientemente del consumo de carne, cita la polémica publicación del medio norteamericano.

Finalmente, la modalidad de pago en cuotas fue otra de las tendencias destacadas para «pelear» contra la inflación. “Somos expertos en la economía para poder llegar a fin de mes”, confesó Cecilia Luna, quien paga en 12 cuotas el material para el techo de una casa que está construyendo en las afueras de Buenos Aires.

Fuente: Perfil


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s