Una mayoría opositora en Diputados desafía al oficialismo a debatir la boleta única y convoca a sesión especial

Reunió el apoyo de JxC, el interbloque Federal, Espert y los legisladores que responden a Weretilneck; es un reclamo de larga data que el peronismo históricamente rechazó

En lo que constituye un fuerte acto político en común en desafío al oficialismo, la mayoría de los bloques de la oposición en la Cámara de Diputados convocaron para el próximo jueves al mediodía a una sesión especial para discutir una ley que instrumente la boleta única de papel a partir de las próximas elecciones.

Se descuenta que la sesión, convocada por el diputado Florencio Randazzo, del interbloque Federal, tendrá quorum: cuenta con el respaldo de su bancada como así también de Juntos por el Cambio, el bloque opositor más numeroso en el cuerpo. Asimismo, anticiparon su apoyo los diputados de Avanza Libertad, de José Luis Espert; del riojano Felipe Álvarez, del bloque Creo, y de Juntos Somos Río Negro, que conduce Luis Di Giácomo, un hombre que responde al senador y exgobernador Alberto Weretilneck, habitual aliado del oficialismo.

Todavía no firmaron la convocatoria los diputados enrolados en la izquierda como tampoco el Frente de la Concordia de Misiones ni el bloque La Libertad Avanza, de Javier Milei. Sin embargo, los convocantes a la sesión confían en que finalmente algunos de ellos den quorum en el recinto merced a la fuerte presión política y social que, en los días que restan para la sesión especial, ejercerán la mayoría opositora y las organizaciones de la sociedad civil enrolados desde hace tiempo en la pronta sanción de esta iniciativa.

En la convocatoria a la sesión, los opositores incluyeron las ocho iniciativas que diputados de distintos bloques presentaron en el último año y medio y que, por lo tanto, cuentan con estado parlamentario. Entre ellos figuran Silvia Lospennato (Pro) y Juan Manuel López (Coalición Cívica); Alejandro “Topo” Rodríguez Graciela Camaño, del interbloque Federal; los exdiputados Gustavo Menna y Jorge Enríquez, del radicalismo; Pablo Tonelli, de Pro; Claudio Poggi, de Avanzar San Luis; los socialistas Enrique Estévez y Mónica Fein y Emilio Monzó y Margarita Stolbizer, de Encuentro Federal.

Más allá de las diferencias entre las distintas iniciativas, todas ellas apuntan a instaurar la boleta única de sufragio como instrumento de votación en nuestro país en reemplazo de las boletas partidarias. Su aplicación ha sido también aconsejada por la Cámara Nacional Electoral en sucesivas acordadas.

“La adopción de la boleta única de papel como sistema electoral debiera estar lejos de cualquier grieta o división partidaria –enfatiza Alan Clutterbuck, presidente de la Fundación RAP, autora de una de las iniciativas en discusión-. Mejora la calidad y transparencia de nuestra democracia, garantiza el derecho a elegir y a ser elegido, es mucho más económica y mucho más sustentable y amigable con el medio ambiente”.

La estrategia opositora

Si bien se descuenta que la oposición unida alcanzará el quorum en la sesión especial, le resultará difícil, sin embargo, reunir los dos tercios de los votos que se necesitan para aprobar y darle media sanción al proyecto sobre boleta única. Esta mayoría agravada es requerida por cuanto el proyecto de ley no cuenta todavía con el correspondiente dictamen, ya que el oficialismo demora la conformación de la Comisión de Asuntos Constitucionales.

Ante este obstáculo, y de no alcanzar los dos tercios en la sesión especial, la oposición aprovechará su mayoría para emplazar al Frente de Todos a que se conforme la Comisión de Asuntos Constitucionales para emitir el dictamen respectivo. Procurará replicar la estrategia que aplicó con éxito en diciembre del año pasado cuando en el recinto forzó al oficialismo a discutir la suba del mínimo no imponible del impuesto a los bienes personales: en aquella oportunidad, el bloque del Frente de Todos, renuente a instrumentar cambios a la iniciativa, se vio obligado por la mayoría opositora a incluirla en la agenda de la Comisión de Presupuesto.

La jugada opositora de desafiar al oficialismo a discutir el proyecto de boleta única se pergeñó en los últimos días entre los principales referentes de las distintas bancadas opositoras; para evitar que las vanidades y los celos entre los distintos bloques entorpezcan la difícil tarea de articular los consensos, se definió que Randazzo, en nombre del interbloque Federal, sea quien encabece la convocatoria a la sesión especial. De hecho fue uno de los temas que se conversó en la comida que reunió en la casa del exgobernador de Salta Juan Manuel Urtubey los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti, y de Jujuy, Gerardo Morales, el diputado Emilio Monzó, el intendente de Rosario, Pablo Javkin, entre otros.

Los convocantes son optimistas y los más entusiastas no descartan arrimarse a los 170 votos que se requieren para darle media sanción al proyecto en mismo jueves.

“Si no lo logramos, al menos haremos una demostración de fuerza conjunta que va a dejar en evidencia la debilidad del oficialismo. Vamos a forzar a que se constituya la Comisión de Asuntos Constitucionales para que saque el dictamen. Más temprano que tarde, el proyecto va a ser aprobado”, enfatizan.

Fuente: Laura Serra Para La Nación



Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s