Balcedo pasa de imputado a demandante y le reclama 22 millones de dólares a Uruguay

El polémico sindicalista y empresario pide un resarcimiento luego de haber entregado un chalet en la playa, ocho millones de dólares y tres automóviles de alta gama; ahora espera la extradición

MONTEVIDEO.- “Lo que me hicieron fue una joda, una causa armada políticamente”. Con esa frase tan simple como contundente, pronunciada en la televisión local, el exsindicalista y empresario argentino Marcelo Balcedo argumentó este martes su demanda contra el Estado uruguayo, por la que espera cobrar unos 22 millones dólares.

Balcedo se mostró convencido de que jueces y fiscales de Argentina y Uruguay le armaron una causa y sobre el acuerdo en el que se declaró culpable, dijo que lo hizo forzado. Está cumpliendo pena por varios delitos que admitió en ese juicio abreviado, mientras espera el proceso de extradición para ser juzgado en Argentina, pero se muestra confiado en que saldrá limpio y con una ganancia millonaria.

“Estamos a días” de que sea sobreseído en Argentina, dijo Balcedo y anunció que, en cuanto pueda, cruzará el Río de la Plata para asumir su defensa en Buenos Aires.

Con sorpresa y escepticismo reaccionaron en la justicia uruguaya ante la demanda iniciada por Balcedo, quien está cumpliendo pena por delitos de lavado de activos, un delito continuado de contrabando y tráfico internacional de armas de fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados.

La pena es con libertad vigilada mientras transcurre el plazo fijado en un acuerdo de Balcedo con la Fiscalía para evitar a ir a un juicio oral extenso, que incluyó la entrega de parte de su millonario patrimonio al Estado uruguayo.

En las últimas horas, la Fiscalía General de la Nación y la Suprema Corte de Justicia recibieron una demanda formal de Balcedo, en la que culpó al Estado uruguayo de haber frustrado su negocio de arrendamiento con un avión estadounidense y reclama un resarcimiento de 22 millones de dólares.

El juicio está vinculado al caso del avión “Gulfstream G-IV”, que Balcedo tenía bajo un contrato de alquiler con opción de compra (leasing), y que fue incautado por orden judicial en enero de 2018, en momentos en que estaba por despegar del aeropuerto de Carrasco. El avión fue devuelto a la empresa propietaria luego de un año de estar retenida.

El caso generó conmoción en los primeros días de 2018, cuando un operativo relámpago se desató en la zona de Playa Verde, en la chacra de Balcedo y su esposa Paola Fiege. Al amanecer del 4 de enero, el empresario fue detenido en “El Gran Chaparral” junto a su pareja, a raíz de una alerta roja de Interpol que se había emitido a pedido del juez federal de La Plata Ernesto Kreplak. Era una causa por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y malversación de fondos públicos.

Balcedo llevaba seis años como conductor del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME). “Jamás toque un peso del sindicato”, dijo ayer en una entrevista en vivo en el noticiero “Subrayado” de Canal 10, desde su chacra de Playa Verde. “En el acuerdo que firmé acá, está claro … yo firmé un acuerdo, lo voy a cumplir, con la fiscalía y la jueza lo homologó, me quedan dos años más de prisión domiciliaria”, afirmó.

Por el acuerdo de juicio abreviado, el Estado uruguayo decomisó más de ocho millones de dólares, el chalet que tenía sobre la playa, cerca de la chacra, y tres autos de alta gama: dos marca Porsche, un Chevrolet Camaro y una camioneta Rover Ranger. Todas las armas que tenía en su poder se entregaron a la Servicio de Material y Armamento del Ejército para su destrucción.

Balcedo fue condenado a cuatro años y ocho meses de prisión, y a su esposa Fiege le dieron tres años. Una parte del plazo lo cumplió en la cárcel, otro tiempo en prisión domiciliaria y el resto en libertad vigilada, que es la fase que atraviesa actualmente.

¿Cómo sigue el juicio? Por un lado, la extradición está pendiente hasta que cumpla la pena en Uruguay. Por otro lado, la demanda que él presentó será tratada en el sistema judicial y los operadores jurídicos no encuentran muchos antecedentes similares. Nadie hace un pronóstico, pero dada la alerta que regía para detenerlo y evitar maniobras, y que asumió culpabilidad en el juicio, hay escepticismo sobre el resultado que espera obtener Balcedo.

Balcedo ahora pasa de acusado e imputado a demandante. Públicamente reconoció que tiene un patrimonio alto; 30 millones de dólares, según contó en el móvil de la televisión uruguaya.

Fuente: Nelson Fernández para La Nación


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s