Tarifas: definen la salida de Martínez en Energía y el ahorro superaría los $ 110.000 millones

Es un puesto clave que le falta confirmar a Sergio Massa. Se trata de un área que hasta ahora manejó el kirchnerismo.

La reformulación de la política energética -con una mayor quita de subsidios a las tarifas– indica que Sergio Massa tiene intenciones de avanzar en la Secretaría de Energía. El nuevo ministro de Economía no termina de confirmar si Darío Martínez continuará al frente de esa dependencia y de las nuevas políticas para el área que tiene pensado el líder del Frente Renovador. 

En privado las versiones son más determinantes.

«La salida de Martínez ya está definida, y hasta conversada con él. Ahora se está buscando un reemplazo que cuente con ‘validación por parte de todo el Gobierno», indicaron dos fuentes oficiales. La «validación» para el sucesor de Martínez implica pasar la aprobación de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

https://datawrapper.dwcdn.net/DDe6M/1/

Los anuncios de Massa se diferenciaron de la política de tarifas que venía llevando adelante la actual conducción de la Secretaría de Energía. Allí habían accedido a una segmentación (quita de subsidios a sectores de altos ingresos) y nada más. Buscan así corregir las distorsiones de las boletas por ejemplo de luz entre las provincias (ver infografía).

El impacto de la quita de subsidios es difícil de medir. El Gobierno aún no definió el nuevo precio de la electricidad, ni tampoco precisó cómo será el esquema de un bloque de consumo “subsidiado”, y el resto a un precio más alto. Con los pocos elementos disponibles, varios especialistas estiman que el ahorro fiscal será de alrededor de US$ 800 millones (más de $ 112.000 millones al tipo de cambio oficial).

El neuquino Darío Martínez le avisa a Massa de las medidas que está tomando. Pero tanto en el sector energético como en el massismo y el kirchnerismo consideran que está de salida.

Con respecto al impacto de los subsidios, “todo depende de cómo se maneje el umbral de 400 Mwh (el bloque “subsidiado”), pero puede dejar un ahorro de US$ 800 millones en electricidad, mientras que en gas es muy incierto porque no se conoce el criterio y es muy heterogéneo el consumo de gas en todo el país”, calcula Fernando Navajas, economista jefe de FIEL.

Según su estimación, la reducción de subsidios es equivalente a un 0,6% del PBI. Otro experto consultado -que trabajó en la función pública- manejaba igual número (US$ 800 millones), pero no quería arriesgar hasta no conocer los detalles de las medidas.

La consultora LCG tenía una proyección más moderada, con un ahorro del 0,3% del PBI en lo que queda del año.

“La quita de subsidios parece equivalente a un 10% del consumo”, según Navajas. “Faltan ver los detalles porque dijo algo que no se puede evaluar todavía como es la idea es sacarle los subsidios a los que los pidieron a partir de un umbral determinado de consumo”, detalla. “El nivel que menciono es muy alto si es mensual pero no definió esto. Es una práctica común limitar subsidios a un determinado nivel de consumo (la tarifa social por ejemplo) y ahora están queriendo generalizar eso”, puntualiza Navajas.

La quita a los hogares que decidieron conservar los subsidios ronda el 10% del consumo total, “Usando el caso de Edenor/Edesur se consume en promedio arriba de 400 MwH solo a partir de la categoría R4. El exceso de 400 MwH para las categorías R4 a R9 acumula un 15% del consumo. Pero aquí adentro están los deciles 9 y 10 a los que se les va a sacar todo el consumo. O sea que el efecto va entre los deciles 1 a 7/8. Esto da aproximadamente un 10% del consumo”, desglosa.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) había solicitado una reducción de los subsidios energéticos, cuya equivalencia era un 0,6% del PBI. “Los números planteados dan para acercarse a esa meta”, según Navajas.

El Gobierno aún no definió los nuevos precios del sistema eléctrico. Se trata del Precio Estacional de la Energía Eléctrica (PEST), que se aplicará -en principio- para los hogares que perderán los subsidios. También para los que consuman por arriba del bloque “subsidiado”. La ausencia de ese número genera dudas en tres expertos consultados. Uno de ellos arriesgó que “en líneas gruesas, pueden ser US$ 800 millones, pero hay muchas variables sin definir”. Entre ellas, la cotización del dólar, ya que los costos del sistema eléctrico y de gas se miden en esa moneda.

Al kirchnerismo no le gusta la idea de subsidiar un bloque de consumo y cobrar más por el excedente, como propuesto Massa: suponen, por ejemplo, que hogares que no cuentan con conexión a la red de gas natural usan más electricidad. Esos clientes tendrán que pagar más que ahora.

El acuerdo entre la vicepresidenta Cristina Kirchner y Massa para asfaltar su llegada al Poder Ejecutivo permanece guardado entre siete llaves. Según trascendió en su momento, Cristina habría indicado que quería la continuidad de Federico Basualdo, subsecretario de Energía Eléctrica, y su alfil en la secretaría de Energía. Federico Bernal, interventor del Enargas, es otro protegido de la Vicepresidenta.

Pero ese manto de protección cristinista no alcanza a Darío Martínez. El neuquino es un aliado estratégico del kirchnerismo, pero en La Cámpora y el Instituto Patria no lo sienten 100% propio.

La demora en ratificarlo en su puesto indica que Massa podría estar más cerca de buscarle un reemplazante. Los ejecutivos energéticos que tratan con Massa dicen que la vicepresidenta no cuestionará una salida de Martínez.Federico Basualdo,  subsecretario de Energía Eléctrica.

Federico Basualdo, subsecretario de Energía Eléctrica.

El nombre de quién podría reemplazar a Martínez es una incógnita. En el massismo circulaba la idea de una mujer patagónica, pero hasta ahora no trascendió ningún nombre.

Pero Martínez ya no está en los planes futuros de Massa. El ministro de Economía está buscando un reemplazante. «Está en proceso de validación», deslizaron desde el Gobierno. Eso implica que se busca que la persona designada cuente con la aprobación de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Martínez también habría quedado desacreditado porque prometió que no habrá más aumentos a sectores medios y bajos durante este año. Pero Massa se encargó de recalcar que sí los habrá, cuando superen ciertos consumos básicos.

Durante la conferencia de prensa en la que anunció más quita de subsidios, a Massa le preguntaron dos veces por la continuidad de los funcionarios energéticos. En ambas se negó a responder directamente. Dijo que quería hablarlo primero con las personas que ocupan esas funciones.

Sobre la continuidad de Federico Basualdo, subsecretario de Energía Eléctrica,  hay distintos trascendidos. El funcionario estaría dispuesto a acompañar una suba de tarifas -que rechazó en la época de Guzmán- si eso le ordena Cristina. Es un incondicional de la Vice y acatará sus lineamientos.

Funcionarios que trataron con Massa en estos días cuentan que también objeta a Basualdo. Daniel Vila y José Luis Manzano, los dueños de Edenor y muy cercanos al flamante ministro de Economía, quieren a Basualdo fuera de la secretaría de Energía. Massa los escucha y hasta desliza que, con la salida de Martínez, también podría marchar Basualdo.

Fuente: Martín Bidegaray para Clarín


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s