Juicio por Obra Pública: Luciani y Mola encabezan la anteúltima jornada de alegatos contra Cristina Kirchner

Los fiscales del juicio por presunta corrupción entran este viernes en la etapa final de la exposición de su acusación contra la vicepresidenta, ex funcionarios y el empresario Lázaro Báez. Seguí la transmisión en vivo.

Apenas nueve minutos después del horario previsto, el fiscal Diego Luciani arrancó su exposición ante el TOF N°2. En primer lugar hizo un repaso de los chats entre el ex secretario de Obras Públicas José López con empresarios en los que aparece «la sra.», en referencia a la entonces presidenta Cristina Kirchner en los últimos días de su mandato, etapa denominada como «operativo limpiar todo».

Después avanzó sobre el rechazo de la Justicia al concurso preventivo que presentó Lázaro Báez sobre Austral Construcciones en 2016, ya durante el gobierno de Mauricio Macri. «En ese año ya no había poder porque el Gobierno no estaba. Austral decidió concursarse pero fracasó porque la Justicia puso límites a las arbitrariedades«, dijo Luciani. 

Entre otras cosas, el fiscal señaló que la empresa y su directivo ya estaban vinculados a causas penales. Señaló que los activos de la firma estaban bajo cautelares dictadas en el marco de la causa conocida como Ruta del Dinero, «algo que no informaron desde la empresa y que era clave para el síndico y los acreedores». 

«Luego de diciembre de 2015, Austral se transformó en una empresa fantasma, fue abandonada«, afirmó el fiscal al tiempo que recordó que «los acreedores no se presentaron en la quiebra». 

A modo de conclusión, Luciani afirmó: «Austral Construcciones fue una cáscara, fue creada por personas o por orden de personas con capacidad organizativa para direccionar licitaciones con fondos del Estado nacional». 

El funcionario subió el tono de su alocución cuando describió que eso se hizo con «fondos públicos con los que el Gobierno debía cumplir con funciones del Estado».  Y fue más allá: «Lázaro Báez montó un emporio con todo el dinero de los argentinos y cuando Cristina Fernández dejó el gobierno abandonó todo».

Las nueve audiencias que el Ministerio Público Fiscal había pedido para exponer la acusación contra la vicepresidenta Cristina Kirchner y el resto de los acusados en el juicio por la obra pública están por culminar. Este viernes los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola comienzan a cerrar su intervención y se acerca un momento clave.

Es que al terminar de exponer las pruebas y definiciones sobre los presuntos delitos en torno al supuesto favorecimiento del Estado sobre las empresas de Lázaro Báez a la hora de otorgar contratos de obras en Santa Cruz, se leerán las acusaciones. Lejos de los complejos entramados, en ese momento el fiscal leerá la lista de delitos que se le acusan a cada participante de la presunta organización y los años de pena que deberán cumplir. 

Una vez que concluya la etapa de alegatos de los fiscales, el próximo lunes 22 de agosto comenzará la ronda de exposiciones de las defensas. Ahí tendrán la posibilidad de exponer Carlos Beraldi en representación de Cristina Kirchner; Maximiliano Rusconi en representación del ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y Juan Villanueva en representación de Lázaro Báez, además de los letrados del resto de las personas acusadas.

Si se cumplen los plazos previstos con antelación, los jueces que integran el Tribunal Oral Federal N°2 de la Ciudad de Buenos Aires esperan tener un veredicto listo para ser leído a los acusados antes de que termine el año.

Ello ante la supuesta intención de que el resultado del juicio esté lo más alejado posible del inicio del periodo electoral que será clave en 2023.

El juicio por la obra pública

El denominado juicio por la obra pública en Santa Cruz o Vialidad investigó la supuesta comisión de delitos en torno a la adjudicación de 51 contratos de obra pública como asfaltado de rutas o remediación de canteras en la provincia austral. Uno de los principales cuestionamientos de la defensa de la vicepresidenta, principal acusada por haber sido supuestamente la jefa de una asociación ilícita, es que sólo se peritó un porcentaje muy pequeño de esas obras. 

Más allá de eso, la Corte Suprema rechazó los planteos y siguió el juicio. A lo largo de las siete jornadas de alegatos fiscales se leyeron uno por uno los detalles de las contrataciones, se explicó el mecanismo por el cual siempre se quedaba Báez con las obras y las fallas que tuvieron los mecanismos de control desde Vialidad Provincial hasta el propio Congreso de la Nación. 

En el juicio vienen de declarar empresarios arrepentidos en el marco de la causa Cuadernos y luego hasta Alberto Fernández fue citado a los tribunales de Comodoro Py para ser indagado como testigo por haber sido jefe de Gabinete de gran parte de los gobiernos kirchneristas. También lo hicieron con la misma calidad Juan Manuel Abal Medina y Jorge Capitanich, quienes fueron desvinculados de la comisión de delitos de acuerdo a lo que dijo Luiciani en la audiencia del martes.

El fiscal dijo en esa ocasión que los jefes de Gabinete «fueron cambiando pero la estructura de la asociación ilícita se mantuvo» desde las autoridades máximas hasta los eslabones mas pequeños de la cadena.

“Seria desacertado inferir que los ex jefes de gabinete hayan podido recibir ordenes de sus superiores jerárquicos, Néstor y Cristina Kirchner, a los fines de direccionar o beneficiar a Lázaro Báez. Esto es así porque la obra púbica ya venía dirigida desde un nivel anterior a aquellas limitadas intervenciones que tenían los jefes de gabinete”, dijo Luciani. 

Las menciones que complican a Cristina

Ayer, durante otra jornada del juicio, Luciani mostró unos mensajes entre el exsecretario de Obras Públicas, José López, sobre Lázaro Báez y demás personas implicadas que complican aún más a la vicepresidenta. 

Cristina Kirchner Juicio por la Obra Pública 20220818
Cristina Kirchner: «la jefa» según los chats que mostró Luciani.

Pese a que no se referían a Kirchner por su nombre, utilizaban ciertos apodos evidentes. En ese sentido, para referirse a la, en ese entonces, presidenta de Nación utilizaban el sobrenombre “la jefa” o directamente la mencionaban con la abreviatura de su cargo “Pta”.

“Me dijo j mendoza (el presidente de Austral) que le avise que su jefe (Lázaro Báez) hoy se junta con la Jefa (Cristina Kirchner) y le va a reclamar la cancelación de unos certificados”, escribió Matías, secretario de López.

Luego de eso, el antiguo secretario de Obras Públicas se comunicó con Amilcar Fredes, coordinador de Obras Públicas y le exige: “Llama a Mza (Julio Mendoza, según estableció el fiscal) y preguntále cuáles son los certificados que faltan pagar y hace que lo paguen”. Acto seguido, López se comunicó con su secretario para que lo llame a Nelson Periotti, que era el director de Vialidad Nacional, además de quien era el responsable de liberar los fondos para Báez.

Fuente: Perfil


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s