Atentado contra Cristina Kirchner: Brenda Uliarte negó ante la jueza haber participado del ataque

Dijo que desconocía los planes de su novio, Fernando Sabag Montiel, y que se trató de “un hecho aberrante”. El agresor sostuvo que ella “no tuvo nada que ver”, pero por segunda vez se negó a declarar.

Durante 35 minutos Brenda Uliarte estuvo en el despacho de la jueza María Eugenia Capuchetti, donde fue sometida a la indagatoria en el marco de la causa que investiga la tentativa de homicidio contra Cristina Kirchner. La pareja de Fernando Sabag Montiel, rechazó haber participado en el armado y en el ataque que se concretó el jueves pasado en las inmediaciones de la casa de la vice.

Firme en su tono de voz, sólo respondió preguntas de su defensor oficial. Se le expuso el arma Bersa calibre 32, así como las imágenes que la implican en el expediente. Sólo negó absolutamente todo, y dijo que se trató de un “hecho aberrante” y que de haber sabido lo que iba a hacer “no hubiera ido”.

Con una estrategia clara respecto a las acusaciones que pesan sobre ella, la novia del atacante de Cristina Kirchner sólo aceptó responder preguntas de Gustavo Kollman. Fueron cerca de siete interrogantes los planteados que tenían una única finalidad: conducirla a negar su participación en el hecho imputado.

Esta causa tiene como carátula la tentativa de homicidio y la participación es la imputación que recae sobre Brenda Uliarte. Su rol fue determinante, para los investigadores, en la etapa del armado y lo que finalmente se constituyó en el atentado, cuando Fernando Sabag Montiel gatilló dos veces el arma Bersa a pocos centímetros de la cabeza de Cristina Kirchner.

Las imágenes que la muestran desde temprano junto a Montiel el jueves pasado trasladándose hacia el barrio de Recoleta, el video donde se la llegando al lugar del hecho junto a su pareja, la filmación posterior donde se la ve retirándose por la calle Uruguay después de que su pareja apuntó con el arma de fuego a la vice, complicaron la situación de la joven de 23 años ante la justicia federal.Traslado de Brenda Uliarte a los tribunales federales de Comodoro Py, donde este martes a la noche prestó declaración indagatoria. Foto Juan Manuel Foglia

Traslado de Brenda Uliarte a los tribunales federales de Comodoro Py, donde este martes a la noche prestó declaración indagatoria. Foto Juan Manuel Foglia

En sus apariciones públicas sólo pronunció una serie de mentiras que los investigadores fueron derribando con el exhaustivo análisis de las imágenes, a lo que se sumó el recupero de fotografías de la tarjeta SIM de Fernando Montiel donde se la ve posando con el arma Bersa calibre 32. También se observa la fecha: mayo del año en curso, mientras ella había indicado que hace poco tiempo estaba en pareja.

La red de mentiras tejidas por la joven ahora imputada oficialmente fueron desentrañadas por el juzgado y la fiscalía, pero ante los planteos relatados la acusada sólo dijo que estuvo afuera de la casa de Cristina Kirchner “porque fue sólo a acompañar” a quien era “su novio hace poco”, según pudo reconstruir Clarín.

En un momento el fiscal Rívolo pidió que se le exponga el arma con la que ella posó en tres fotografías. Al verla, negó que sea de su propiedad como también cuando le exhibieron las imágenes donde se veían las cien balas secuestradas en la habitación de San Martín que compartían con Montiel.

Frente al escritorio se le expusieron imágenes extraídas de la tarjeta SIM del celular de Sabag Montiel. Las imágenes que reveló Clarín, mostraron a la joven posando con la pistola Bersa calibre 32. La fecha es de mayo de este año. Una sola fotografía expuso las mentiras de Brenda Uliarte: dijo que conocía hace dos meses al imputado en este caso y que desconocía la tenencia del arma como de las balas secuestradas en el domicilio de San Martín.

Ante esas fotografías, fuentes judiciales señalaron que no iba a referirse a lo explícito: ella posando con el arma secuestrada en el lugar del ataque. “Lo que está, está”, fue la frase que resonó en un despacho de Comodoro Py.

Una de las preguntas planteadas por el defensor oficial fue sobre la acción concreta de su pareja: las imágenes que lo muestran empuñando con su mano izquierda el arma. “No tenía conocimiento de que era capaz de hacer eso”, dijo en un tono calmado de vos. Y sólo añadió: “Es un hecho aberrante, si sabía que iba a hacer eso, no hubiera ido a acompañarlo”, buscando desligarse de la imputación que le asigna la fiscalía, es decir, la participación en el hecho.

En el tramo final de su indagatoria, Brenda Uliarte volvió a reiterar que estaba sorprendida por lo sucedido, que no creía “capaz de cometer ese hecho, más allá de las diferencias que tiene con esta señora (en referencia a Cristina Kirchner”.Fernando Sabag Montiel sale de los tribunales rodeado de policías, este martes a la noche. Buscó desligar a su novia del atentado, aunque por segunda vez se negó a prestar declaración indagatoria. Foto AP

Fernando Sabag Montiel sale de los tribunales rodeado de policías, este martes a la noche. Buscó desligar a su novia del atentado, aunque por segunda vez se negó a prestar declaración indagatoria. Foto AP

En medio de la interna por el desempeño de la Policía Federal en el marco del expediente que investiga el atentado a Cristina Kirchner, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) fue la responsable de trasladar a los únicos detenidos en este caso: Fernando Sabag Montiel y su pareja Brenda Uliarte. El dispositivo se realizó con la custodia de la PFA bajo un fuerte operativo de seguridad.

Pasadas las 17 la joven de 23 años, detenida el domingo por la noche tras un seguimiento de imágenes que realizó el personal del juzgado, llegó a Comodoro Py: por primera vez fue indagada por una jueza federal. Previo a someterse a la indagatoria, mantuvo una reunión en el quinto piso del edificio de Retiro con su defensor oficial, Gustavo Kollman.

Minutos después, bajo un fuerte operativo de seguridad, llegó al edificio Fernando Montiel que para evitar que se cruce con su pareja en el mismo piso, aguardó en la Alcaidía del edificio para recién después llegar al quinto piso donde está el despacho de su defensor, Juan Martín Hermida.

Cuando su pareja se retiró bajo un celoso dispositivo de seguridad de Comodoro Py, ingresó al juzgado Fernando Sabag Montiel quien se negó a declarar y antes de retirarse sólo añadió: “Brenda no tuvo nada que ver”.

La justicia sin embargo, fortalece dos tesis: Montiel no actuó de manera solitaria y su novia, participó de la planificación del ataque contra Cristina Kirchner.

Fuente: Lucía Salinas para Clarín


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s