El Gobierno convocó a la oposición al diálogo y en Juntos por el Cambio discuten si acudirán

El llamado está a cargo del ministro Eduardo “Wado” de Pedro, con el aval de Alberto Fernández. En la oposición confirmaron la convocatoria, aunque ya arrancó una discusión sobre si asistirán.

Casi una semana después de que Fernando Sabag Montiel gatillara con una pistola calibre 32 a centímetros de la frente de Cristina Kirchner, el Gobierno lanzó una «amplia convocatoria para abordar la intolerancia política en la sociedad». El llamado involucró a la oposición. Desde Juntos por el Cambio lo confirmaron, aunque ya arrancó una discusión sobre si acudirán.

La iniciativa está a cargo del ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, y contaría con el respaldo de Cristina Kirchner y Alberto Fernández: el funcionario estuvo desde el pasado jueves en conversaciones permanentes con la vicepresidenta.

De Pedro se comunicó dos veces (una el martes y otra este miércoles) con Gerardo Morales, titular del radicalismo. En esa conversación el ministro del Interior adelantó que extendería la convocatoria a Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Facundo Manes, Martín Lousteau, Maximiliano Ferraro, Emilio Monzó y Margarita Stolbizer, entre otros dirigentes.

En esas charlas De Pedro convocó a los opositores a una misa este sábado en la Basílica de Luján. En paralelo, desde la presidencia de la Cámara de Diputados, a cargo de Cecilia Moreau, se cursó una invitación vía mail a legisladores del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio.

«Ratifico la predisposición al diálogo. Lo que tenga que ver con la paz y el diálogo, lo apoyamos. Voy a hacer la consulta en la mesa de mi partido y en la de Juntos por el Cambio», dijo Morales a Clarín.

De ese modo el presidente de la UCR se mostró receptivo con la convocatoria, que generará discusión en la coalición opositora, aunque puso como condición el contexto. La presencia de movimientos sociales alineados con el Gobierno, por caso, podría hacer naufragar la asistencia de los opositores.

En los últimos días se potenció la división entre los llamados duros y moderados. En la sesión en la Cámara de Diputados, en la que se votó un repudio al intento de magnicidio contra Cristina Kirchner, el PRO abandonó el recinto una vez que se aprobó el pronunciamiento a mano alzada. Para este jueves, en cambio, el interbloque de Juntos por el Cambio en el Senado decidió no participar de la sesión convocada por el Frente de Todos. 

«No vengo a señalar con el dedo a nadie. Vengo a proponer con humildad un debate necesario para reencauzar la convivencia democrática», aseguró De Pedro, según trascendió de su entorno. Abundaron, en ese sentido, en que existen contactos con dirigentes de las «principales fuerzas políticas».Referentes legislativos de Juntos por el Cambio, en un encuentro reciente. Foto: Prensa JxC.

Referentes legislativos de Juntos por el Cambio, en un encuentro reciente. Foto: Prensa JxC.

“Lo que sucedió en estos días sin dudas nos obliga a discutir hacia dónde queremos ir y qué país queremos construir. El fanatismo y el no reconocer al otro nos pueden llevar a ser un país inviable», aseguró Manes este miércoles en la plaza Belgrano, de La Plata, con una postura también favorable a avanzar en una muestra de acercamiento con el oficialismo. 

Manes confirmó que recibió un llamado de De Pedro, aunque no iría a la misa el sábado porque tiene prevista una actividad en la Patagonia, según alegó. Al ministro del Interior le planteó que la convocatoria debería ser de carácter institucional.

¿A quién convocan, a los que gatillamos el odio? ¿A la prensa, a la Justicia y a la oposición? Han desatado una caza de brujas de todos los elementos republicanos. ¿En qué marco un diálogo? ¿El de la marcha facciosa del otro día?», rechazó Bullrich ante la consulta de este diario.

«A mí no me convocaron. Primero deberían retractarse de todo lo que dijeron y escribieron. Si estás afuera del sistema democrático y no aceptás que la ley esté por encima de todos y ponés a todos los actores de la democracia como los gatilladores, ¿eso es un marco de diálogo?», agregó la titular del PRO.

Más temprano, antes de que la Casa Rosada oficializara la convocatoria, Horacio Rodríguez Larreta se había mostrado reacio en sentarse a una mesa con el kirchnerismo. «Nunca me podría poner de acuerdo (con ellos)», resaltó el jefe de Gobierno porteño en declaraciones radiales.

En la noche del jueves, después del ataque en la esquina de Juncal y Uruguay, Rodríguez Larreta se comunicó telefónicamente con el Presidente y con De Pedro. 

Mario Negri, el jefe del bloque de la UCR en la Cámara baja, había respondido de manera negativa a través de Twitter. «El primer aporte que debería hacer el ministro (por De Pedro) es retractarse por este tipo de declaraciones», escribió el diputado en sus redes, y colgó el tuit del funcionario en el que hizo mención a los «discursos violentos de editoriales en diarios, televisión y radios», horas después del ataque a Cristina Kirchner.

Desde el Ministerio del Interior, sin embargo, aseguraron a Clarín que, más allá de las manifestaciones mediáticas, tuvieron algunas respuestas positivas por parte de algunos de los principales dirigentes de la oposición, aunque evitaron dar nombres. También de la CGT y del empresariado.

Aspiran, en esa línea, a forzar algunos encuentros en el corto plazo, a pesar de los reparos públicos de la oposición.

Fuente: Clarín


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s