Solo en Off: el retorno de Beliz, reconciliado con el Presidente y en busca del cargo de su archienemigo

Celos en el Banco Nación por los respaldos de Batakis; las “banderas en orden” llevaron alegría a la Cancillería; Correa gritó goles kirchneristas; Alberto Rodríguez Saá disfrutó de una vermutería en Madrid

Tres largos meses después de su sonora renuncia a la secretaría de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz volvió a la arena internacional, y dicen que lo hace con un objetivo entre ceja y ceja: el BID, que acaba de despedir a uno de sus archienemigos, el norteamericano Mauricio Claver-Carone.

A Beliz se lo vio ingresar, raudo y bajando de un auto oficial, el jueves al Centro Cultural Kirchner, donde se desarrolló la reunión Unión Europea-Celac. “Se amigó con el Presidente”, comentó una fuente diplomática al tanto de ese vínculo, agrietado cuando Sergio Massa llegó al Ministerio de Economía y pidió reservarse la negociación con los organismos internacionales de crédito, un tira y afloje que terminó con la renuncia de Beliz, carta de despedida mediante.

Rápido de reflejos, y dispuesto a olvidar aquel mal trago, el exsecretario había estado el día anterior en Caracas, donde se llevó a cabo una histórica reunión del Banco de Desarrollo para América Latina (CAF), cuyo vicepresidente es un viejo conocido, el exfuncionario Christian Asinelli.

En la capital venezolana, y como antiguo miembro del directorio del banco, Beliz participó de ese encuentro –que nucleó por primera vez a sus 800 funcionarios– como orador en un panel junto al exministro de Economía de Ecuador Simón Cueva, que curiosamente también dejó su cargo meses atrás.

Beliz y Cueva hablaron de “los desafíos de América Latina en el contexto internacional y las oportunidades que tenemos como continente”, según comentaron asistentes al encuentro. “Gustavo no quiere ir a la CAF, su objetivo es el BID”, susurró una fuente oficial bien informada.

Derrotado por Mauricio Claver-Carone en la votación para la presidencia del BID en septiembre de 2020, Beliz ve hoy una chance para reinsertarse en el organismo, luego de la desprolija salida de Claver-Carone por un affaire con una miembro de su equipo de trabajo.

Ya fuera de su cargo, Claver-Carone definió esta semana al gobierno de Alberto Fernández como “una pandilla de tres amigos” que buscaban “cómo conseguirle trabajo a Gustavo Beliz”, entre otras declaraciones poco amables para con su antiguo contrincante, que no se da por vencido y busca su sitio en el BID en un año clave para el Gobierno.

Celos en el Banco Nación por los respaldos de Batakis

Activa y recuperada de su desprolija salida del Ministerio de Economía se la ve a Silvina Batakis, actual presidenta del Banco Nación. Antes de viajar a Brasil para asistir al ballottage entre Lula da Silva y Jair Bolsonaro, Batakis se hizo ver en Florencio Varela junto al Presidente y el gobernador Axel Kicillof, en la jornada de Expopyme, como parte del aniversario del banco.

En la gacetilla oficial, y junto a sus nombres aparece Martín Pollera, actual director del Banco Nación, exfuncionario de Batakis en la secretaría de Provincias y su exsecretario de Comercio durante el breve paso por Economía.

Desde el banco cuentan que hay “celos” por el trato preferencial que Batakis le da a Pollera, y aseguran que no sólo se ocupa de acompañarlo a eventos en Florencio Varela y mencionarlo en los comunicados oficiales, sino que al mismo tiempo relega a otros, como la también directora del Banco Nación Julia Strada, que aparece en la gacetilla varios párrafos más abajo.

Las intenciones de Pollera de posicionarse en Florencio Varela serían, según fuentes bien informadas, la razón del “empujón” mediático que le dedica su jefa política.

Las “banderas en orden” llevaron alegría a la Cancillería

Menudo trabajo tuvo el personal de ceremonial la semana pasada. Es que la reunión de cancilleres de los países de la Celac con sus pares de la Unión Europea, el jueves en el CCK, exigió al máximo a los funcionarios que responden al canciller Santiago Cafiero, que también fue anfitrión de una reunión de la Cepal, el lunes, y un encuentro de la Celac a solas, el miércoles.

“Todo salió espectacular”, se felicitaron desde la Cancillería, con la mirada puesta en la organización, a cargo de la jefa de gabinete, Luciana Tito, y la directora de ceremonial, Jimena Rivero, que había quedado cuestionada por aquella confusión de banderas en la recepción al nuevo embajador de Suiza.

“54 delegaciones, más de 50 reuniones, siete cancilleres de Europa, almuerzos, desayunos, traslados. Todo salió bien en la semana de las banderas”, devolvió gentilezas y enumeró otro miembro de la diplomacia en relación a la intensa semana de trabajo que culminó el jueves con el regreso a sus países de los dignatarios extranjeros.

Cuentan que otro de los “hits” de la semana fueron los sandwiches gourmet, devorados por los dignatarios europeos, todos con la bandera correcta

Correa gritó los goles de Boca por invitación K

Con su infaltable sonrisa gardeliana, el ex presidente de Ecuador Rafael Correa estuvo el domingo pasado en La Bombonera, donde asistió a la consagración de Boca Juniors como campeón de la Liga Profesional. “En la coronación de Boca como campeón. ¡Qué experiencia!”, tuiteó el propio Correa en su red social, junto con la infaltable “V” de la victoria de los miembros de la denominada Patria Grande.

Las imágenes incomodaron a los dirigentes que combinan su pasión boquense con su militancia en el Pro. “No se puede creer”, exclamó uno de ellos, recordando la complicada relación del gobierno de Mauricio Macri con Correa, quien enfrenta una orden de detención en su país.

¿Quién lo invitó? Las miradas de los opositores se posaron en Santiago Carreras, el directivo de YPF que tiene agrupación propia en el club. También en el sindicalista y dueño de distintos medios de comunicación Víctor Santa MaríaCarlos Montero, tesorero de Boca Juniors y miembro de la Sindicatura General de la Nación, fue otro de los apuntados por la visita futbolera.

Vermut y reuniones en Madrid de Rodríguez Saá

La imagen sorprendió a turistas argentinos conocedores de la política local. El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, pasó unos días en Madrid y se hizo ver en la vermutería y bar de vinos Gran Clavel, ubicada en pleno centro de la capital española.

También fueron de la partida su hijo, Alberto Rodríguez Saá, y su aliado Gabriel Mariotto, exvicegobernador bonaerense, según fotografías publicadas por el sitio web El Puntano. El presunto viaje de relax del gobernador puntano llega en momentos de una dura crisis económica, donde la falta de dólares es una de las complicaciones que más nublan el programa a futuro del ministro Sergio Massa.

También coincide con una suba en sus acciones en el ámbito nacional. Una de sus funcionarias, Ayelén Mazzina, asumió recientemente como ministra de las Mujeres, y el propio gobernador apareció días atrás como protagonista de rumores políticos que lo ubican como eventual compañero de Alberto Fernández en una fórmula presidencial para 2023.

Fuente: Jaime Rosemberg para La Nación


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s