Crisis en Perú: las vertiginosas cuatro horas con un autogolpe de Estado, la caída de Pedro Castillo y una nueva presidenta

El anuncio de la disolución del Parlamento al mediodía peruano precipitó la destitución del mandatario de izquierda y terminó con su detención; poco después asumió su viepresidenta, Dina Boluarte

LIMA.- Todo sucedió en unas pocas horas. El Congreso de Perú destituyó hoy al presidente Pedro Castillo en un brevísimo juicio político, después de que el mandatario anunciara sorpresivamente la disolución del Parlamento, en una escalada de la crisis política ocasionada por la constante pugna entre ambos poderes.

La medida del mandatario de izquierda, antes de enfrentar un tercer intento de destitución promovido por legisladores de la oposición, había provocado dimisiones de ministros importantes del gobierno y denuncias de un “golpe de Estado” por parte de miembros del Congreso.

Así fueron las frenéticas y vertiginosas horas en Perú que terminaron con un cambio de presidente (en hora local, dos menos que en la Argentina):

12. Anuncio

En un esfuerzo de último minuto por salvarse de la destitución, Castillo anunció la disolución del Congreso pocas horas antes de la reunión del Parlamento se reuniera para debatir su salida.

“Se dictan las siguientes medidas: disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional; convocar en el más breve plazo a un nuevo Congreso con facultades constituyentes para elaborar una nueva Constitución en un plazo no mayor de nueve meses”, dijo Castillo en un mensaje a la nación leído desde el palacio de gobierno, transmitido por televisión.

“A partir de la fecha y hasta que se instaure el nuevo Congreso se gobernará mediante decretos. Se decreta el toque de queda a nivel nacional a partir del día de hoy (…) desde las 22 hasta las 4″, indicó el mandatario, de traje azul y con la banda presidencial puesta. “Se declara en reorganización el sistema de justicia, el Poder Judicial, el Ministerio Público, la Junta Nacional de Justicia, el Tribunal Constitucional”, señaló..

12.30 Primeras renuncias

Poco después del discurso de Castillo, presentó su renuncia el ministro de Relaciones Exteriores, César Landa. “En estricto apego a mis convicciones y valores democráticos y constitucionales, he decidido renunciar irrevocablemente al cargo de Ministro de Relaciones Exteriores, ante la decisión del Pesidente Castillo de cerrar el Congreso de la República, violando la Constitución”, escribió en Twitter.

El ministro de Economía y Finanzas de Perú, Kurt Burneo, siguió sus pasos. “Habiéndose vulnerado el Estado de Derecho y en la línea con mis principios democráticos, presento mi renuncia irrevocable al cargo de ministro de Economía y Finanzas”, anunció.

Luego hicieron lo propio varios ministros del gobierno y funcionarios de organismos internacionales, como el embajador de Perú ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Harold Forsyth Mejía, quien anunció en Washington su dimisión debido a “la ruptura (…) del orden constitucional”.

13. Votación de emergencia

Si bien el Congreso tenía programada para las 15 la tercera moción de vacancia contra Castillo, el anuncio presidencial precipitó todo y convocaron una sesión de emergencia para las 12.30. Al iniciar la cita, el presidente del Legislativo, José Williams, señaló que este poder del Estado no acataría la disolución. Más tarde, comenzaría la votación para destituir al mandatario.

13.30. Sin apoyos

Las Fuerzas Armadas de Perú rechazaron el anuncio de Castillo y acordaron apoyar al Congreso en un comunicado conjunto con la policía.

“Las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú son respetuosos del orden constitucional establecido; el Artículo 134 de la Constitución Política, establece que el presidente de la República está facultado por disolver el Congreso, si éste ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros. Cualquier acto contrario al orden constitucional establecido, constituye una infracción a la Constitución y genera el no acatamiento por parte de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú”, dice el texto. “Se invoca a la ciudadanía a mantener la calma y confiar en las instituciones del Estado legalmente establecidas”.

Por su parte, a vicepresidenta, Dina Boluarte, expresó su rechazo a la decisión de Castillo ”de perpetrar el quiebre del orden constitucional con el cierre del Congreso”. “Se trata de un golpe de Estado que agrava la crisis política e institucional que la sociedad peruana tendrá que superar con estricto apego a la ley”, expresó la mujer, siguiente en la línea de sucesión.

El Tribunal Constitucional del Perú (TC) también catalogó como golpe de Estado la decisión de Castillo. “El señor Pedro Castillo está al margen de la Constitución y de la ley. Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador”, señaló el presidente del TC, Francisco Morales Saravia, en una conferencia de prensa.

“El Congreso debe proceder bajo los cauces que tiene a hacer el llamado a la vicepresidenta [Dina Boluarte] para que asuma el Gobierno de la nación”, declaró.

13.40. Destitución

El Congreso de Perú destituyó al presidente Pedro Castillo por “incapacidad moral”, ignorando la decisión del mandatario de disolver el Parlamento.

La destitución de Castillo fue aprobada por 101 votos de un total de 130 congresistas. Eran necesarios 87 votos positivos para que prosperara. La votación se realizó en la sede del Congreso y fue transmitida en directo por la televisión.

14. Detenido

La Fiscalía detuvo a Castillo poco después de su destitución. El mandatario quedó retenido en la sede de la Prefectura de Lima, a donde se dirigió junto a su familia y el exprimer ministro Aníbal Torres tras anunciar que disolvía el Congreso.

15.55 Jura Dina Boluarte como nueva presidenta

La vicepresidenta Dina Boluarte asumió el mando del país luego de la destitución por “incapacidad moral” de Pedro Castillo por parte del Congreso. ”Asumo de acuerdo con la Constitución de Perú, desde este momento hasta el 26 de julio de 2026″, cuando estaba previsto el fin del mandato de Castillo, dijo Boluarte, una abogada de 60 años que es la primera mujer en dirigir Perú.

“Se ha producido un intento de golpe de Estado que no ha encontrado eco en las instituciones de la democracia y en la calle. Este Congreso de la República ha tomado una decisión y es mi deber actuar en consecuencia. Asumo el cargo de presidenta de la República siendo consciente de la enorme responsabilidad que me toca y mi primera invocación es convocar a la más amplia unidad de todas y todos los peruanos”, sostuvo.

Agencias Reuters y AFP

Fuente: La Nación


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s