Con la renuncia de Cristina Kirchner a una candidatura, en el peronismo se multiplican los presidenciables

La decisión de la Vicepresidenta aceleró en el oficialismo la danza de nombres de cara a la pelea electoral de 2023. La postura del Presidente y las posibilidades de los que alimentan sueños para sucederlo.

«No voy a ser candidata a nada, mi nombre no va a estar en ninguna boleta«. Una oración, apenas, en el cierre de su exposición tras ser condenada a 6 años de prisión, le bastó a Cristina Kirchner para acelerar la danza de nombres de candidatos a presidente del Frente de Todos.

A un año exacto del final del mandato de Alberto Fernández, que todavía coquetea con su reelección, media docena de dirigentes de los diferentes sectores del peronismo se prueban el traje de presidenciables, aunque en un escenario de incertidumbre por la marcha de la economía, ninguno se atreve a oficializar sus aspiraciones. Ni siquiera, el Presidente.

El jefe de Estado volvió a referirse a la chance de competir por su reelección esta semana en una entrevista con The Financial Times. «El que me suceda o si sigo yo, no sé», dudó. Este domingo, en otra entrevista con Perfil, el jefe de Estado evitó referirse concretamente a su aspiración reeleccionista y -en cambio- consideró «prematuro» el renunciamiento de su vicepresidente de cara a la carrera electoral de 2023.

«Todo eso es prematuro. Respeto mucho la decisión de Cristina, lo que está diciéndole a la Justicia es: “No voy a buscar fueros, sepan que no tengo miedo a que alguno de ustedes intente meterme presa”. Ese coraje y esa valentía los pongo de relieve y les doy un enorme valor. Pero Cristina es muy importante en el Frente de Todos«, indicó.

Y también se refirió a las chances electorales de Sergio Massa, al sostener: «De su generación es el que más se preparó para conocer el Estado. Él siempre puede ser una persona competitiva, y creo que también la sociedad argentina le va a valorar el compromiso que tuvo cuando se hizo cargo de la economía en un momento muy difícil», destacó.

Los colaboradores más estrechos de Fernández tienen menos dudas que su jefe, pero admiten que si Sergio Massa cumple su objetivo de reducir la inflación sin detener el crecimiento de la economía se convertirá en un candidato natural.

Nadie del sistema político le cree demasiado al ministro de Economía cuando dice que tiene un compromiso con su familia para no volver a ocupar un cargo político de alta exposición. Como contó Clarín, un sector de los intendentes del PJ lo apoyan con fondos municipales y palabras y al igual que varios caciques de la CGT hablan de la candidatura del tigrense en almuerzos y encuentros. Algunos mandatarios provinciales también abonan las chances del líder del Frente Renovador.

Eduardo “Wado” de Pedro hace un año que busca instalarse como candidato. El ministro del Interior y delegado de Cristina Kirchner en la Casa Rosada se muestra más pragmático que muchos de sus compañeros de La Cámpora y hace gala de su diálogo con gobernadores, empresarios, sindicalistas, vínculos en Washington, Israel, y hasta con la Justicia. Juan Grabois, que esta semana dijo que le gustaría ser presidente, lo alaba en público y comparten actos juntos.

Aunque la vicepresidenta multiplica sus elogios a Massa, en el cristinismo también suena -como en 2019- el nombre de Axel Kicillof para ir por el premio mayor. El mandatario bonaerense solo piensa en su reelección. Los intendentes, que quieren su lugar, también lo promueven.

Entre los gobernadores, que activan reuniones también hay aspirantes para ocupar un lugar en la boleta presidencial. Juan Manzur no congeló del todo sus planes de Juan XXIII con los que llegó a la Casa Rosada en septiembre de 2021 y que le valieron el frío del Presidente que lo había ido a buscar para oxigenar la gestión. El jefe de Gabinete y gobernador en uso de licencia de Tucumán tiene un elemento a su favor: tiempo y cargo asegurado.

El 14 de mayo, si no hay sorpresas, competirá para ser vicegobernador de su provincia. Un mes después cerrarán las listas nacionales. Si todo le sale mal, siempre le quedará la banca como suplente pero a disposición en el Senado, que consiguió el año pasado.

La situación del chaqueño Jorge Capitanich, que nunca disimuló demasiado sus ganas de suceder a Fernández con la venia de CFK, es parecida. Se jugará su reelección en septiembre y acaba de lograr que la legislatura provincial suspenda las primarias.

Algunos amigos del Presidente de los tiempos del PJ porteño afirman que si Fernández finalmente no compite, su candidato será Daniel Scioli, a quien acompañaban en su aventura para ser jefe de gobierno. Entre los avales políticos del embajador en Brasil detallan que estuvo a 678.774 votos de ser presidente y que no carga con el peso de haber sido parte (demasiado tiempo) de esta gestión. Le reprochan todavía no haber aceptado la oferta para ser ministro de Turismo y Deportes (y de paso desplazar a Matías Lammens) cuando el Presidente y Massa lo corrieron de Producción.

Cristina Kirchner renunció, por ahora, a una eventual candidatura, pero eso no significa que esté dispuesta a resignar centralidad política ni su rol de electora. Los aspirantes, con la opción concreta de unas PASO, ya corren.

Fuente: Guido Carelli Lynch para Clarín


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s