Recetas por Whatsapp: por la polémica, el Gobierno deja que sigan en algunos casos

Es por el rechazo que provocó la drástica decisión. La modalidad seguirá vigente hasta el 28 de febrero para pacientes con enfermedades crónicas.

La fuerte polémica que se generó por el drástico fin de las foto recetas hizo que el Gobierno diera marcha atrás este martes, de panera parcial, y pusiera la medida en el freezer durante dos meses para algunos casos.

Esta tarde hubo una reunión en el Ministerio de Salud en la que se planteó el problema y el nuevo acuerdo al que se llegó es que obras sociales y prepagas sigan aceptando este tipo de prescripción médica hasta fines de febrero a los pacientes con enfermedades crónicas.

Dos fuentes de la industria farmacéutica y de las obras sociales que tuvieron representación en dicha reunión que se realizó desde las 15 en el Ministerio habían confirmado la novedad a Clarín, que luego el Gobierno corroboró cerca de las 20.

Según se acordó, la receta presentada a través de una foto seguirá funcionando hasta el 28 de febrero de 2023 para los pacientes con condiciones crónicas y tratamientos prolongados que venían utilizando este mecanismo.

“Se había generado un problema por el momento en que se anulaba la posibilidad de presentar una receta con el teléfono. Hay muchos médicos que ya se fueron de vacaciones y pacientes que también están lejos de sus lugares de residencia”, dijo una de las fuentes.Postergan para algunos pacientes los cambios en la venta con receta en la farmacia. Foto: Mariana VillaPostergan para algunos pacientes los cambios en la venta con receta en la farmacia. Foto: Mariana Villa

La polémica comenzó este lunes, cuando el Gobierno derogó la resolución que durante el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (ASPO) habilitó la posibilidad de que los argentinos pudieran presentar en la farmacia las recetas que sus médicos les enviaban por mail o Whatsapp.

El Gobierno consideró que, pasado el momento de mayor emergencia del Covid, éste ya no era un sistema seguro para seguir sosteniéndolo. Había obras sociales y prepagas cuyos médicos habían dejado de usarlo y se habían pasado a la receta electrónica. No obstante, este último sistema, al no estar reglamentado, todavía tiene una adhesión dispar del sistema sanitario.

Las fuentes que estuvieron en el Ministerio consideraron razonable que se dé más tiempo de adaptación al nuevo escenario, sobre todo en un momento del año en el que a muchos pacientes se les hace imposible contactar a sus médicos para que les vuelvan a hacer una receta de manera presencial.

El argumento oficial

¿A qué se debe la derogación? «A que la situación epidemiológica y sanitaria es muy distinta a la del momento en que se dictó la resolución que se deroga. Durante el ASPO, la aceptación excepcional de las fotos de recetas físicas se tomó con el objetivo de evitar que la gente que necesitara medicación circulara, para de ese modo disminuir la transmisión del virus y el riesgo de contagio», dijeron desde el Ministerio de Salud.Idas y venidas en la discusión por las foto recetas. Foto: Andrés D'ElíaIdas y venidas en la discusión por las foto recetas. Foto: Andrés D’Elía

Agregaron que «pasada la emergencia, resulta conveniente volver a los mecanismos anteriores, que garantizan una mayor seguridad porque tienen menos posibilidades de ser falsificados y alientan un uso responsable de los medicamentos, tal como se acordó con ministros y ministras de salud de todo el país en el Consejo Federal de Salud del 4 de octubre del presente año» .

A pesar de dicho acuerdo, la medida tomó por sorpresa a la población en vísperas del Año Nuevo, por lo que las autoridades sanitarias del Gobierno y empresariales recalcularon la situación para los casos más críticos. «No vamos a dejar que nadie se quede sin la medicación que necesita», dijo una de las fuentes de la industria consultadas.

Y explicaron: «La clave es que obras sociales y prepagas sigan reconociendo durante este periodo de dos meses las recetas que lleguen a las farmacias por mensajería o correo electrónico, para su correcta cobertura y que luego no haya sorpresas». Ese es el consenso al que se llegó este martes.

En un comunicado oficial, el Ministerio de Salud señaló que «en acuerdo con asociaciones farmacéuticas, el Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina y la Superintendencia de Salud, se definió que a aquellos pacientes con enfermedades crónicas que venían utilizando esta modalidad hasta hoy, se les aceptará la foto de la receta en las farmacias hasta el próximo 28 de febrero, para facilitar el proceso de transición».

Durante la tarde había circulado la información preliminar de que la postergación de la derogación alcanzaría a toda la población, ya que el problema de la distancia entre médicos y pacientes en esta época del año es generalizado. Sin embargo, los actores de la salud optaron por restringir el beneficio a los pacientes con enfermedades crónicas.

Fuente: Pablo Sigal para Clarín


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s