Recompra de deuda: dudas por el impacto y movimientos llamativos en algunos bonos

Los especialistas no creen que la mejora de los precios alcance para que se pueda volver a los mercados. Volumen sospechoso en las ruedas previas al anuncio.

Las operaciones de recompra de deuda son habituales en todo el mundo, en el marco de lo que se entiende como la “administración de pasivos”. Cuando se hacen este tipo de transacciones, lo usual es que quien la anuncia está holgado de liquidez y aprovecha la oportunidad. No es, ni de lejos, el caso de la Argentina, que hace bastante tiempo viene literalmente rascando el fondo de la olla para conseguir divisas. Que lo digan sino los importadores, que tienen que hacer fila y esperas de 180 días para que les vendan divisas al precio oficial.

El argumento oficial fue que hay que mejorar la “curva de dólares”. Traducción: lograr que desciendan las tasas -hoy estratosféricas- que rinden los bonos de la deuda en dólares, esos títulos que se emitieron durante la gestión Guzman, en un canje considerado “el más exitoso de la historia” por el propio ex ministro de Economía.

Los precios de mercado de los bonos hablan por sí solos de la (des)confianza que le genera este Gobierno a los mercados a los que ahora pretende volver. La idea es que si se baja la curva, el acceso a los mercados sería algo un poquito más cercano a las posibilidades de este Gobierno. No será así. No durante lo que reste del mandato de Alberto Fernández.

Durante todo el día de ayer se habló de algo que los funcionarios se encargaron de desmentir. ¿Se filtró información que les permitió a los mejor informados hacer fuertes ganancias comprando los bonos elegibles para la recompra antes del anuncio?.

La pregunta es cuándo se pudo filtrar la información. Los precios de los bonos empezaron a subir en noviembre de 2022, en consonancia con una mejora global de los mercados. No solo subieron los bonos argentinos, que estaban a precio de remate, sino otros como los de Ecuador, sin ir más lejos.

El AL29 estaba a 19 dólares el 17 de octubre y ayer cerró a 35 (+84%). El GD30 tuvo un recorrido parecido. De US$ 20 a US$ 36.

Lo que sí llamó la atención es que el volumen que operaron estos dos bonos entre lunes y martes fue llamativamente superior al promedio diario de las últimas semanas. Puntualmente el GD30, cuyo volumen operado, en pesos, saltó de $70 millones el viernes a $161 millones el martes.

“Normalizar la curva de deuda suena a excusa” dijo un operador que, sin embargo, vio con buenos ojos el anuncio. “El momento del anuncio es clave, porque potencia una suba en curso y un sentimiento de recuperación de los activos argentinos”.

Otro operador, con larguísima trayectoria, fue mucho más crítico: “No se entiende mucho la finalidad. Porque reservas no sobran, financiamiento afuera no vamos a tener por más que recompren a estos precios y financieramente el gran negocio es para los inversores. Porque el mercado se cansó de comprarle estos mismos bonos al BCRA a precios que iban de 20 a 25 dólares y ahora el Tesoro les da salida pagándolos arriba de 35 dólares. La realidad es que están formalizando la venta de dólar contado con liqui para contener la brecha”.

Más allá de las críticas, lo que está claro es que el mercado aprovecha las oportunidades que se le presentan. Los que recibieron estos bonos en el canje se vieron obligados a tolerar una baja brutal. Los que entraron abajo hicieron millonadas.

La última pregunta es qué utilidad tendrá este anuncio para mejorar la posición financiera argentina.

Fuente: Clarín


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s