Duro mensaje de un camporista a un ministro de Alberto Fernández, en un acto con Máximo Kirchner y Axel Kicillof

En Florencio Varela, Andrés “Cuervo” Larroque apuntó a Martín Guzmán: “La verdadera política de desarrollo social se hace en el Ministerio de Economía”. La respuesta de Juan Zabaleta.

Con Máximo Kirchner sentado a su izquierda, Axel Kicillof encabezó este lunes un acto con representantes del kirchnerismo duro en Florencio Varela, donde se presentó el programa «MESA bonaerense». Si bien el diputado nacional no habló y el gobernador fue moderado en sus declaraciones, otras dos figuras del Frente de Todos -el camporista Andrés Larroque y el albertista Juan Zabaleta– se mandaron mensajes indirectos por la política económica del Gobierno nacional.

En el acto se vio a dirigentes como el diputado Daniel Gollan y el sindicalista docente Roberto Baradel, además de otras dos figuras camporistas: la titular de la ANSES, Fernanda Raverta, y la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza. También estuvieron la diputada Victoria Tolosa Paz y el jefe comunal de Florencio Varela, Andrés Watson.

La excusa era «MESA bonaerense», una iniciativa que apunta a la seguridad alimentaria de la población de la Provincia de Buenos Aires, para estabilizar la entrega de alimentos a alumnos de comedores escolares, con una inversión de más de 16 mil millones de pesos. Se complementa con la entrega de platos de comida en los comedores escolares. No parecía un evento para chisporroteos internos. Pero el kirchnerismo siempre se las ingenia para colar el metamensaje.

Sobre la tarima, compartiendo protagonismo con el gobernador y el diputado nacional se vio a Andrés «Cuervo» Larroque. El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense y espada de La Cámpora se despachó con fuertes frases al interior del Frente de Todos. Y dejó un mensaje duro a Martín Guzmán.

Larroque comenzó advirtiendo la particularidad de la iniciativa. «Debo remarcar algo que está en el nombre del programa. El programa dice ‘Módulo extraordinario’ porque nosotros no queremos que estas políticas sean para siempre, nosotros queremos que vuelva la normalidad del trabajo y del poder adquisitivo para que no se necesiten estas políticas. Para que la tarea de Juanchi (Zabaleta) y la mía, en este caso, este dedicada cada vez más a situaciones focalizadas«, dijo el funcionario bonaerense.

El camporista que integra el gabinete de Kicillof aprovechó la presencia de su par nacional, Juan Zabaleta y puntualizó, filoso: «Para que la tarea de Juanchi y la mía, en este caso, este dedicada cada vez más a situaciones focalizadas. La verdadera política de desarrollo social se hace en el Ministerio de Economía. Se hace con las políticas económicas y sobretodo a nivel nacional. Eso es lo que va a cambiar la economía», delimitó.

Siguió con el recuerdo de Néstor Kirchner y frases directas al corazón del Poder Ejecutivo. «Miren si había problemas en ese tiempo. Pero sin embargo, aquel hombre con coraje, generó ese proceso de recomposición y se venció a la antipolítica. Representando lo que hay que representar, sin jugar a las escondidas y peleándose con quien hay que pelearse», arrancó en ese tramo.

Y remarcó, enfervorizado: «No tengamos miedo. No hay cosa peor para un dirigente político o militante que ser condenados al olvido». 

Zabaleta, ministro nacional de Desarrollo Social y compañero de Gabinete de Guzmán, ambos cobijados por Alberto Fernándeztomó el guante.

Y a su turno de hablar, también dejó su mensaje con lectura interna. «A mí que no me la cuente nadie, recorro cada barrio de Argentina, cada centro de jubilados, cada club de barrio, y hay expectativa y esperanza. Todo eso, todo junto, transformarlo en un camino de recuperación, de compromiso y también de militancia política».

Y remarcó: «No vinimos a estos lugares a ser funcionarios solamente, vinimos a estos lugares para militar todo el día con mucha responsabilidad», lanzó el ministro, que fue intendente hasta sumarse al gabinete nacional.

La referencia hizo eco en los oídos camporistas, acostumbrados a las críticas de intendentes bonaerenses.

Hace días nomás, desde la oposición y sin sutilezas, Néstor Grindetti, hombre de Juntos por el Cambio que gobierna en Lanús y tiene llegada al peronismo del conurbano lanzó: “Estos pibes de La Cámpora en su vida agarraron una pala”.

«Miren, no vamos a titubear nunca en hacer lo que hay que hacer en materia de política», agregó Zabaleta. Además, el ministro nacional destacó: «La noticia hoy debe ser ‘todos juntos vamos a seguir trabajando para invertir en políticas sociales'».

Esa fue la premisa que anticipaba el acto. La acción de Larroque y la reacción de Zabaleta terminaron por empañar la foto: que Máximo Kirchner se mostrara con albertistas, como Tolosa Paz, en un marco que no fuera del PJ que preside. Y reveló la fragilidad de la unidad oficialista.

«Pero en definitiva», continuó el funcionario del riñón albertista, «no busquen demasiadas vueltas: vinimos como frente político, como Gobierno nacional y Gobierno en la provincia a transformar, a generar trabajo y que a los que menos tienen les vaya mejor y sacarlos definitivamente de la pobreza».

Kicillof, contra la oposición

Los mensajes indirectos no condecían con los gestos de cariño y los abrazos posteriores a tomar la palabra cada uno de los expositores. Máximo Kirchner aplaudía, pero optó por no hablar.

Quien sí lo hizo fue Axel Kicillof. quien prefirió volcar sus críticas hacia la oposición. «En esta época hemos vivido ataques tremendos contra la salud pública, la vacunación, la educación pública, el rol del Estado en la Provincia. El compromiso del gobierno bonaerense es inclaudicable, digan lo que digan, ataquen como ataquen«, se alineó el gobernador.

Recorrió la historia reciente de «MESA bonaerense», la iniciativa nacida en el contexto de pandemia y que este lunes comenzó a institucionalizarse.

«Cómo hacer para que aun sin presencialidad siguieran las escuelas entregando el servicio alimentario escolar. Hay quienes no lo quieren entender, pero las escuelas no son únicamente centros de educación sino que son centros de comunidad en la Provincia, donde se crea ciudadanía», dijo el gobernador de la Provincia de Buenos Aires. Entonces, «los pibes comenzaron a ir a buscar el módulo educativo a la escuela, pero también su módulo de comida«.

En un giro habitual de su discurso, trazó una comparación con la administración de María Eugenia Vidal al frente de la Provincia. «Cuando recibimos el gobierno, por mes se destinaban 720 millones de pesos al servicio alimentario. Con los anuncios de hoy y a partir de mayo, pasamos a 11.189 millones». expresó el mandatario.

Se mantuvo en esa línea para volver a cuestionar a los más críticos: «Ahí veía a algunos de la oposición tratando de generar enojo. Se multiplicó por 15 el servicio alimentario escolar en Provincia, más monto por ración, más beneficiarios».

Ya sobre el proyecto que lanzaron este lunes, Kicillof aseguró que «sostener la economía y sostener el bienestar» son los objetivos de la iniciativas. «Vivimos momentos extraordinarios a nivel internacional, con pandemia, guerra, las necesidades internas por los precios. Eran muy importante seguir con el comedor escolar y con los módulos».

Fuente: Clarín


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s