Con todos sus miembros, el Consejo de la Magistratura busca quebrar el bloqueo

Lo preside Rosatti y ya están los 20 integrantes; debatirán como funcionar; la oposición ya avisó que no negociara los cargos de Comodoro Py; está en carpeta los casos del juez Bento y del juez Villena

Esta semana comenzará a funcionar a pleno el nuevo Consejo de la Magistratura con 20 miembros presidido por el titular de la Corte, el juez Horacio Rosatti con una agenda que incluye la organización del cuerpo en comisiones, el análisis de concursos para designar nuevos jueces y o suspender a otros, que están al borde del juicio político.

La primera reunión del nuevo consejo de la magistratura será el jueves y se verán por primera vez las caras los 20 consejeros, los 13 que vienen de antes y los siete nuevos, incluidos el senador kirchnerista Martín Doñate y la diputada radical Roxana Reyes.

Horacio Rosatti, presidente del máximo tribunal y del Consejo tomó juramento a los nuevos consejeros, Martín Doñate y Roxana Reyes; también estuvieron presentes los restantes jueces de la Corte, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti,

El mandato de estos consejeros vence en noviembre. Si para ese momento el Congreso no aprueba una nueva ley de integración y funcionamiento del Consejo de la Magistratura, se deberán elegir otra vez 20 consejeros con la vieja ley de 1999 a fin de año. El oficialismo le dio media sanción en el Senado a una ley que prevé un consejo de 17 integrantes, sin jueces de la Corte en su integración.

Debate parlamentario

El martes se tratará en comisiones en Diputados, y si bien el oficialismo quiere conversar con la oposición y hay voluntad de hablar, para promover cambios y que avance la ley, Juntos por el Cambio ya decidió que no va a cambiar su posición: rechazará cualquier acuerdo y menos un cambio, ya que la norma asi modificada debería volver al Senado y al kircherismo le bastaría insistir con la versión original y darla por aprobada, dijeron a La Nación tres fuentes del bloque opositor parlamentarias.

Sergio Massa le propuso a Pablo Tonelli en un encuentro en el Club del Progreso buscar consensos, pero hablar no es acordar. Juntos por el Cambio analiza que el oficialismo, a lo sumo contará con quorum para tratará el proyecto en Diputados, pero cree que luego no tendrá los votos necesarios para aprobarlo.

Con el debate legislativo estancado, es este consejo de la Magistratura el que gestionará el Poder Judicial. El jueves pasado cuando juraron Doñate y Reyes, Rosatti mismo en el estrado y mientras se sacaban la foto de familia, les propuso reunirse el jueves en el primer encuentro de labor.

Horacio Rosatti, presidente del máximo tribunal y del Consejo tomó juramento a los nuevos consejeros, Martín Doñate y Roxana Reyes; también estuvieron presentes los restantes jueces de la Corte, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti,

El oficialismo aceptó y dará quorum con lo que en este primer encuentro está previsto que se converse sobre la conformación de las comisiones de trabajo. La ley aplicable prevé cuatro: de Selección de Magistrados; de Disciplina; de Acusación, y de Administración. Se podrí sumar una de reglamentación. Se buscará negociar la integración de esas comisiones de acuerdo con los viejos reglamentos, pero esta tarea determinará que estamento controla cada comisión.

De todos modos nada determinante porque para lo importante: aprobar ternas para nombrar jueces o aprobar el inicio de un juicio político son necesarios los votos de los dos tercios de los consejeros. El Consejo de 13 estaba bloqueado: los opositores se habían juramentado en no dar los voos necesarios para probar las ternas de Comodoro Py propuestas por el Gobierno y no había negociación que avanzara. De hecho quedaron 15 concursos paralizados.

La llegada de los nuevos consejeros podría plantear un escenario diferente. Por un lado el académico Diego Molea, que votaba con el oficialismo ahora tiene dos o tres votos propios, que pueden ser negociados caso por caso. Y por otro lado, consejeros opositores consensuaron que no van a aceptar negociar ninguna vacante de Comodoro Py 2002.

“Inhablable”

“Comodoro Py es inhablable”, dijo uno de estos consejeros a LA NACION. Claro que están dispuestos no obstante, a conversar sobre alguno de los otros 15 concursos que ya están definidos con ternas de minoría y mayoría. “De algún concurso podemos hablar, podemos probar con alguno, hacer algún acuerdo y ver si se cumple, porque por mas que acordemos la designación de un candidato con el oficialismo en el Consejo, después hay que ver si Alberto Fernández lo envía al Senado o, peor aún, si Cristina Kirchner da el ok para darle acuerdo en el Senado”.

Los cargos en juego en Comodoro Py 2002 son dos vacantes en la Cámara Federal, tribunal clave que confirma o revoca los procesamientos por casos de corrupción, y tres cargos de juez federal de primera instancia. Hoy Leopoldo Bruglia Y Pablo Bertuzi ocupan esas vacantes en la Cámara Federal, el kirchnerismo quiere desplazarlos y Juntos por el Cambio está satisfecho con que permanezcan allí. Cualquier negociación sería a pérdida para la oposición, lo mismo que en los tres juzgados federales vacantes de Comodoro Py donde la oposición no tiene quejas de quienes ocupan las subrogancias. “Para que negociar si en todos los escenarios no ganamos nada”, dijo un consejero opositor. Y aún queda para conversar un concurso clave más: el de la Cámara de Casación, máximo tribunal penal del país, donde el oficialismo cuenta con pocas caras amigables. Ya se tomó examen.

Entre los nuevos consejeros hay algunos con ideas mas revolucionarias, que le cuestan el consenso hasta con los propios. Jimena de la Torre que llegó al Consejo por los abogados con el apoyo de Juntos por el Cambio propone directamente revisar los dictámenes de los 15 concursos que están para resolverse, al entender que fueron votados por una comisión cuya integración cuestiona. Los consejeros de la oposición no quieren saber nada con esta idea, ya que ellos mismos negociaron esos dictámenes, en algunos casos.

Pablo Tonelli, consejero diputado del PRO, ya le advirtió a Rosatti que no iban avanzar con esos concursos de Comodoro Py ni tampoco iban a convalidar otros donde vieran “cosas raras”. En especial como se acomodaron las órdenes de mérito para permitir el ascenso de concursantes que habían quedado relegados en los exámenes. Jimena de la Torre estuvo revisando caso por caso con un auditor y advirtió saltos inexplicables.

Ya hay interna, pero de baja intensidad, entre los consejeros viejos y los nuevos. “Se creen que los nombraron dioses del Olimpo, pero el tiempo ya los irá poniendo en su lugar”, dijo un veterano en estas lides del Consejo.

Miran de reojo mientras tanto, los nombramientos que hicieron los recién llegados, en sus equipos de asesores, donde siempre hay suspicacias por cómo se asignan los recursos y a quienes.

Jueces en la mira

Más allá de los concursos, que no se tratarán este jueves, están sobre la mesa las cuestiones disciplinarias de los jueces: el primer caso es el del juez federal de Mendoza con competencia electoral Walter Bento. Bastó la propuesta del juez Ricardo Recondo y el impulso de Rosatti, para que aún sin reunirse los consejeros –incluidos los oficialistas que lo protegieron- decidieran por unanimidad expulsarlo de un concurso para ascender y ahora se aprestan a discutir su suspensión. El juez Bento está procesado con procesamiento firme por coimas reiteradas y enriquecimiento ilícito. No le bastó el apoyo que vino desplegando desde tiempo atrás la decana de los jueces federales electorales, la jueza María Servini que buscó interceder por él.

La lista de trámites disciplinarios se nutre con viejos casos y otros de recién llegados, como el juez federal de Parana Daniel Alonso que trató de impedir la jura de los consejeros del Congreso y frustrar el cumplimiento del fallo de la Corte. Su caso ya está apuntado.

Pero hay 225 casos disciplinarios en manos del Consejo de la Magistratura. Algunos de mero trámite destinados a ser archivados sin mas debate y otros que pueden plantear problemas. Están allí las denuncias contra el juez Federico Villena, los jueces que sobreseyeron a Cristina Kirchner, Adrián Grumberg y Daniel Obligado y las denuncias del oficialismo contra los jueces de la Casación Gustavo Hornos, Juan Carlos Gemignani , Mariano Borinsky y Esteban Riggi. Otra contra Alejandro Slokar. Otros casos contra jueces federales del interior del país algunos promovidos por el Gobierno, otros por organismos filokirchneristas y otros por justiciables disconformes con sus fallos. Ese será un capítulo importante del nuevo consejo.

El área de infraestructura, es de especial interés del nuevo consejo: de hecho la Corte tiene intenciones de ampliar sus visitas a los tribunales del interior del país, proveer lo necesario para el funcionamiento de tribunales federales ya aprobados en los papeles, pero que por dificultades edilicias no se habilitan aún. En rosario quedó pendiente la promesa de equipar una sala de audiencias digital, con tecnología 4 K, como la que se inauguró hace un mes en Comodoro Py 2002, están en carpeta la habilitación de nuevos tribunales federales en Córdoba y en el conurbano.

Fuente: Hernán Cappiello para La Nación


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s