Fórmulas abiertas, una alternativa que analizan en Juntos por el Cambio para dirimir la interna porteña pero que afecta la disputa nacional

En la Ciudad de Buenos Aires discuten las reglas de juego que van a regir para ordenar la competencia por la sucesión de Rodríguez Larreta. ¿Desdoblar o no, elegir sólo jefe de Gobierno, boleta electrónica o papel? El requisito de un acuerdo interno y el factor Milei

La política en la ciudad de Buenos Aires aceleró en las últimas semanas las conversaciones y negociaciones para empezar a definir las reglas de juego de la interna para elegir al sucesor de Horacio Rodríguez Larreta, quien está lanzado a cumplir su objetivo presidencial. Las conclusiones que salgan de esos diálogos, principalmente entre los distintos actores del PRO y la UCR, podrían no sólo afectar a la política local, sino también, acaso, tener impacto en el ámbito nacional. Por ahora todo es embrionario, se encargan de aclarar los involucrados.

Según pudo saber Infobae de fuentes que participaron de esas conversaciones, los principales tópicos sobre los que pivotaron las conversaciones tienen que ver con tres puntos claves: la posibilidad de competir con fórmulas abiertas, es decir sólo con jefe de Gobierno y sin el nombre de la persona a ocupar la Vicejefatura; la fecha de la elección porteña, o en términos concretos si se desdobla o no; y si será con boleta electrónica -como en 2015- o papel -como en 2019-.

En la discusión intervienen, en primera instancia, los anotados por la carrera de la sucesión de Larreta: los ministros porteños Jorge Macri (Gobierno), Soledad Acuña (Educación) y Fernán Quirós (Salud), por el PRO, y por el radicalismo el senador nacional Martín Lousteau. Es una definición que, sin embargo, no puede dejar al margen a los líderes que en Juntos por el Cambio disputan la carrera nacional. Son Larreta -como líder con peso propio en la ciudad de Buenos Aires-, Mauricio Macri, Patricia Bullrich y el radical Facundo Manes.

“Para todo esto hay que tener acuerdo político, pero la virtud que tendría ir con fórmulas abiertas es, de acuerdo al resultado, establecer negociaciones políticas que incluyan la vicejefatura. Permite darle más fortaleza al acuerdo interno de Juntos por el Cambio y complementaría la idea que planteó Lousteau de las fórmulas cruzadas”, afirmó uno de los protagonistas de esas conversaciones en diálogo con Infobae.

Las fórmulas abiertas, sin embargo, sólo podrían ponerse en marcha si lo aceptan todos los interesados en competir por la sucesión de Larreta. “Si uno no quiere, el resto no puede”, reconoció la misma fuente. Ahí, también se incluye la fecha de las elecciones, básicamente si se desdoblan y se despegan de los comicios generales en los que se elegirán presidente y diputados nacionales.

La normativa electoral

El régimen normativo de la ley 4894 que fijó las elecciones primarias abiertas obligatorias y simultáneas en la Ciudad de Buenos Aires estableció dos artículos clave sobre el que se apoyan los cálculos y variantes que escudriñan en los laboratorios electorales de Juntos por el Cambio.

El artículo 1 define que “todas las agrupaciones políticas que intervienen en la elección de autoridades locales proceden, en forma obligatoria, a seleccionar sus candidatos/as a cargos públicos electivos locales mediante elecciones primarias, en un sólo acto electivo, con voto secreto y obligatorio, aun en aquellos casos en que se presentare una sola lista de precandidatos/as para una determinada categoría”.

Y aquí, en el tercer artículo, el que menciona las categorías para la selección, está la clave de la jugada: “Se seleccionará por el procedimiento de elecciones primarias a los candidatos para: a- .Jefe/a de Gobierno; b-. Diputados; c-. Miembros de las Juntas Comunales”. Nada menciona del “vicejefe/a de Gobierno”.

En el Código Electoral de la CABA, el artículo 57 que regula la “convocatoria y celebración de las elecciones primarias” tampoco menciona la Vicejefatura. “La convocatoria a elecciones primarias la efectúa el/la Jefe/a de Gobierno al menos ciento veinte (120) días corridos antes de su realización”. Y deja en manos de la autoridad política la fijación de la fecha: “En el acto de convocatoria, podrá adherir a la simultaneidad”, dice el texto del código, sin imponer obligación de unificar o desdoblar.

Definición con impacto nacional

En Uspallata, la sede del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, conviven tres precandidatos entre los cuales se estima que quedará uno. En las encuestas que se manejan con reserva y que evitan difundir como parte del fair play, Jorge Macri encabeza bastante separado de los otros contendientes.

Lousteau, por su parte, ya confirmó su voluntad de competir por la sucesión de Larreta, en una definición que no sólo lo ubicó en la ciudad, sino que también lo posicionó como líder con voz y voto en la interna nacional del radicalismo. Con Evolución, su línea interna de la UCR, respalda a Martín Tetaz como gobernador en la provincia de Buenos Aires; Maximiliano Pullaro, para Santa Fe; y Rodrigo De Loredo, para Córdoba. También tiene respalda en Catamarca a Flavio Flama; y en Neuquén, a Pablo Cervi.

Según pudo saber Infobae de fuentes de Juntos por el Cambio, Jorge Macri y Lousteau hablaron sobre las fórmulas abiertas, aunque sólo fue una aproximación. Ambos saben que se requeriría acuerdo político no sólo de los involucrados en la disputa local, sino también un acuerdo de los líderes nacional, tanto del PRO, como de la UCR y de la Coalición Cívica. También de los “socios” menores que integran la principal alianza opositora.

“Si desdoblamos en la Ciudad no sólo logramos que los porteños puedan volver a discutir los problemas y las cuestiones de los porteños, sino que también le meteríamos un ruido tremendo a Javier Milei. Como él ya dijo que va a ser candidato a presidente va a tener que definir a quién postula: ¿Va a apoyar a Ramiro Marra o a otro? Le metemos un lío tremendo”, especula un operador porteño.

Además, destaca que “sin Milei encabezando la tira de la boleta, va a ser inevitable que se debiliten los libertarios. Si se pelean ahora, cuando todavía falta tanto para las elecciones, si se desdoblan, creemos que puede haber un corrimiento hacia la interna de Juntos por el Cambio”.

Sin embargo, junto a Milei también hay un factor clave (e inestable) que empieza a preocupar en el campamento macrista, tanto de Mauricio como el primo Jorge: “Patricia Bullrich viene creciendo en las encuestas. Mauricio la apoya, un poco porque le gusta ese rol de padre de familia que alienta a todos, y otro porque lo raspa a Horacio”.

En Juntos por el Cambio admiten que se achicaron al extremo los márgenes para que la ex ministra negocie bajar su proyecto presidencial y dispute una candidatura local. “Patricia quiere ser presidenta, pero falta mucho. No la sacaría del todo de las cuentas para que tenga otro lugar en un acuerdo grande que defina, además de las postulaciones, lugares en futuros gobiernos. Ahí, la vicejefatura y las fórmulas cruzadas pueden servir de prendas de negociación”.

La voluntad de involucrarse en la discusión de la Ciudad de Buenos Aires ya la mostró. Mandó a rechazar de manera abierta y pública el proyecto de “Listas abiertas” que impulsó con apoyo de Larreta y Jorge Macri el vicepresidente de la Legislatura, Emmanuel Ferrario, de convocar a vecinos porteños sin militancia partidaria para competir por una candidatura de legislador o comunero. “Es un casting de vecinos que maltrata a los militantes que hace años que trabajan en los barrios y cuidan los votos en cada elección”, afirmó en diálogo con Infobae Juan Pablo Arenaza, diputado porteño y jefe de campaña de Bullrich.

El radicalismo, que sostiene la candidatura presidencial de Facundo Manes, es otra de las variables que tallan con fuerza. Es que si se mantiene la intención de que todo el radicalismo arme una propuesta electoral autónoma para la nación y para cada distrito, la lista empezaría en Manes, seguiría con los candidatos a gobernador (Tetaz en provincia, Lousteau en Ciudad, por nombrar dos casos) y los cargos municipales después, con intendentes, concejales y comuneros.

Volviendo a la discusión del eventual desdoblamiento en la Ciudad de Buenos Aires, el mismo operador que reveló la posibilidad de acordar, por primera vez, que la PASO sean sólo con el nombre del jefe de Gobierno, recordó que unificar la elección la Nación sería ser uno de los pocos distritos donde los comicios serían unificados. “Los peronistas están todos pensando en despegarse de la elección nacional y nosotros vamos a hacer lo contrario. Raro”, resaltó.

Fuente: Facundo Chavez para Infobae


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s