Pablo Moyano suma a sectores de La Cámpora a la marcha y tensiona la interna de la CGT

A solo dos días de la movilización, en la central no logran articular un reclamo único. La conducción sindical insiste con la defensa de las paritarias y llevó su planteo a Massa.

Ante el más crítico escenario económico y social de los últimos años, con una inflación imparable que amenaza escalar hasta los tres dígitos y licua los ingresos de trabajadores y sectores vulnerables, la CGT concretará este miércoles su primera demostración de fuerza desde que el Frente de Todos desembarcó en la Casa Rosada.

La manifestación, que promete ser masiva, no tiene -sin embargo- un propósito común que unifique en plenitud a sus organizadores. Las diferencias internas que surcan la central pese al proceso de unidad en la superficie son palpables y evidentes: algunos marcharán contra los formadores de precios, otros para exigir una reacción y soluciones de «toda la política» ante la crisis económica.

Un sentido más claro, pero tampoco unívoco, se incorporó desde la semana pasada a partir de las voces que exigieron una acción contundente en defensa de las paritarias libres ante la alarma que significó la presión del kirchnerismo por imponer un incremento de suma fija a cambio de congelar las negociaciones salariales por actividad.Inquieta a la conducción de la CGT la presión del kirchnerismo por fijar un aumento de suma fija y suprimir las paritarias.

Inquieta a la conducción de la CGT la presión del kirchnerismo por fijar un aumento de suma fija y suprimir las paritarias.

Esa inquietud ocupó la mayor parte de la conversación reservada que referentes de la cúpula cegetista mantuvieron el martes por el noche con el ministro de Economía, Sergio Massa, en sus oficinas de la Avenida Libertador. Los sindicalistas (Héctor Daer, Carlos Acuña y los «independientes» Andrés Rodríguez, Gerardo Martínez y José Luis Lingeri) expusieron a Massa su absoluto rechazo a cualquier esquema de mejora de ingresos que suponga suprimir las paritarias y le anticiparon que esa posición quedará expresada en el documento que difundirán en marcha del miércoles.

El funcionario aún no definió el mecanismo que privilegiará para ese objetivo. Si la implementación de un bono por única vez a cuenta de las paritarias o la alternativa que impulsan los sectores alineados con la vicepresidenta Cristina Kirchner de un aumento salarial bajo el formato de suma fija. La primera línea de la CGT avalaría el esquema del bono, pero resiste la suma fija porque argumenta que «achata» las escalas salariales de convenio. Pablo Moyano, el tercer miembro de la cúpula que no estuvo en la cita con Massa, ya se pronunció en favor del aumento que alienta el kirchnerismo.

Justamente el acercamiento entre Moyano hijo y el mundo K es la otra gran preocupación de la dirigencia cegetista de cara a la movilización. Desde el momento en que se oficializó la marcha, el dirigente camionero buscó diferenciarse de la convocatoria formal y llamó a movilizarse contra los formadores de precios y los empresarios que -según denunció- buscan desestabilizar al Gobierno.La CTA de Hugo Yasky, de buen diálogo con Pablo Moyano, confirmó su participación en la movilización de la CGT.

La CTA de Hugo Yasky, de buen diálogo con Pablo Moyano, confirmó su participación en la movilización de la CGT.

Luego sumó la participación de la CTA liderada por el diputado del FdT Hugo Yasky y de sectores de La Cámpora, la agrupación que comanda Máximo Kirchner, y presionó con el armado de un palco para lanzar un pronunciamiento contundente como broche de la manifestación. Varios gremialistas almorzaron el jueves en la UOCRA con Hugo Moyano con la inocultable intención de bloquear la pretensión de su hijo. Lo lograron: el viernes se avanzó con los detalles organizativos y se resolvió que el documento se difundirá por un sistema de audio a lo largo del recorrido de la marcha entre el Obelisco y la Plaza de los Dos Congresos, sin montar ningún escenario.

«No hay clima para poder garantizar un palco«, admitió con sinceridad un referente de la cúpula de la central. La multiplicidad de expresiones que confluirán en la marcha (grandes gremios, corrientes sindicales y agrupaciones K, además de organizaciones sociales cercanas al Gobierno como el Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie) y la protesta que en paralelo anunciaron movimientos de izquierda a Plaza de Mayo profundizaron los esfuerzos por prevenir eventuales incidentes. El recuerdo del final de la movilización de marzo de 2017, cuando el palco central fue copado por manifestantes que exigían la convocatoria a un paro nacional contra las medidas del entonces gobierno de Mauricio Macri, todavía sigue presente.

La marcha del miércoles arrancará a las 15:00 cuando las columnas se concentren en Avenida 9 de Julio y Corrientes y los organizadores prevén que culminará alrededor de las 17:30 en la plaza frente al Congreso. En el transcurso se difundirá el documento que junto con el reclamo de paritarias libres y un plan anti-inflacionario se centrará en los ejes de producción, desarrollo y trabajo, el mismo discurso que la cúpula de la central replicará en la conferencia de prensa que programó para el final y a modo de balance de la manifestación.

Fuente: Clarín


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s