Cumbre en La Plata: Axel Kicillof, Máximo Kirchner e intendentes buscan «blindar el Conurbano» para 2023

El encuentro se realizó en la residencia del gobernador. Participaron también algunos ministros del gobierno nacional. En plena discusión del Presupuesto provincial, los jefes comunales reclamaron más fondos para enfrentar el año electoral.

En medio de los pases de factura internos en el Frente de Todos, y con la coalición en pleno ya abocada al análisis del proceso electoral que se avecina, Axel Kicillof encabezó este miércoles desde pasado el mediodía una cumbre en la residencia platense de la gobernación con Máximo Kirchner como figura central, un puñado de ministros bonaerenses y nacionales con peso territorial, e intendentes del Gran Buenos Aires, preocupados en asegurar la caja en sus municipios. 

“Fue para planificar lo que viene, blindar el Conurbano de cara al año electoral, discutir el tema de las PASO y el Presupuesto provincial”, aseguró a este diario una fuente bonaerense que siguió el minuto a minuto del encuentro.

Pasado el mediodía, Kicillof recibió en la residencia oficial, pegada a la gobernación, al presidente del PJ bonaerense y jefe de La Cámpora -fue el último en llegar-; el jefe de Gabinete provincial, Martín Insaurralde, y los ministros Andrés “Cuervo” Larroque, Leonardo Nardini, y los colaboradores Pablo López y Carlos Bianco; los ministros nacionales Gabriel Katopodis y Jorge Ferraresi; los intendentes Fernando Espinoza, Alberto Descalzo y Federico Achaval, y los jefes comunales en uso de licencia Gustavo Menéndez, Mariano Cascallares y Ariel Sujarchuk.

Se trata, en definitiva, en estos últimos casos, de aquellos dirigentes que pidieron licencia en sus distritos para pasar a ocupar cargos en la Legislatura bonaerense y los Ejecutivos nacional y provincial, y que el próximo año tienen previsto volver a sus municipios para la campaña electoral. Solo Katopodis aclaró en estas horas que, de no mediar imprevistos, dejará que Fernando Moreira, el interino, busque la reelección, y no él. 

Insaurralde, que cuando asumió en la Jefatura de Gabinete bonaerense se especuló con la posibilidad de que podía ser candidato a gobernador el año próximo, también planea volver. Esa chance quedó descartada, y el intendente de Lomas en licencia volvería al distrito para retenerlo por otros cuatro años. 

Según confiaron, buena parte de la reunión estuvo enfocada en el Presupuesto bonaerense: los intendentes reclaman fondos para sus municipios -un clásico de cada fin de año-, y quieren asegurarse, por ejemplo, el compromiso para el aumento de los sueldos de la planta estatal. Las inversiones comunales estuvieron en el centro del cónclave.

En el caso del Presupuesto, después de la discusión interna en el PJ, es el turno de la negociación con la oposición de Juntos por el Cambio. 

Se habló, además, del congreso partidario de principios de noviembre que tendrá lugar en Mar del Plata, encabezado por el jefe de La Cámpora.

hubo algunos cuestionamientos al ministro de Seguridad, Sergio Berni: es sabido el encono de los jefes comunales con «El loco», que volvió a recrudecer tras los serios incidentes en el partido entre Gimnasia La Plata y Boca que este jueves volverá a reanudarse. Los distritos quieren asegurarse del fondo de seguridad en el 2023. Desde la gobernación relativizaron la información. 

En relación a las PASO, fue Kicillof, el mes pasado, en medio de la revuelta general en la coalición de gobierno, el que admitió públicamente que la eliminación de las primarias -es, además, un pedido a viva voz del resto de los gobernadores del PJ- era motivo de debate entre los mandatarios. Después fue el propio Alberto Fernández el que recogió el guante y aseguró, de gira por Estados Unidos, que la discusión era «imposible de parar».

El Presidente, sin embargo, dejó trascender en charlas privadas, en especial con la cúpula de la CGT, que pretendía que se mantengan las PASO, lo que motivó cierto fastidio de parte de La Cámpora. Larroque, por caso, salió a decir por radio que el espíritu original de las elecciones internas -promulgadas por Cristina Kirchner en el 2009- no había resultado «como se había previsto».

Todas las discusiones en el seno del peronismo provincial están enfocadas, como trascendió, para «blindar el Gran Buenos Aires», de cara a las elecciones del 2023.

El oficialismo está atravesado por la convicción de que, a nivel nacional, las posibilidades de que el Frente de Todos retenga el Gobierno son más bien escasas. Por el contrario, el kirchnerismo quiere hacerse fuerte en territorio bonaerense.

En ese sentido, se descuenta, al menos por ahora, que Kicillof va a buscar la reelección y que casi todos los funcionarios que dejaron sus distritos para ocupar funciones ejecutivas, tanto a nivel provincial como nacional, vuelvan a sus distritos. Hubo, en ese contexto, un pedido directo del gobernador, según reconstruyó este diario, de que se busque en cada municipio «voto por voto».

Es una incógnita todavía que hará Cristina Kirchner. También su hijo Máximo

Fuente: Federico Mayol para Clarín


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s