Caso Silicon Valley Bank: cierran otro banco y crece el temor a un efecto domino en Estados Unidos

Tras la quiebra del SVK el viernes, las autoridades cerraron este domingo el Signature Bank.

El gobierno de Joe Biden decidió este domingo el cierre de otro banco, el Signature Bank, con sede en Nueva York, luego del impacto que produjo el viernes la bancarrota del Silicon Valley Bank de California que trajo recuerdos del enorme colapso económico y financiero de 2008.

La Reserva Federal, el Banco Central de EE.UU. indicó en un comunicado que cerró el segundo banco para prevenir un “riesgo sistémico». Las autoridades anunciaron que, para detener cualquier efecto indirecto, justamente, habrá un respaldo a los depositantes incluyendo a los no asegurados de ambas empresas.

Habrá fondos a disposición del sistema bancario, dijeron las fuentes. Es una decisión excepcional destinada a tranquilizar antes de la apertura de los mercados este lunes.

El Signature Bank es uno de las principales entidades detrás de la industria de las criptomonedas. Para diciembre de 2022, tenía 110.400 millones de dólares en activos totales y unos 88,600 millones en depósitos.

Los temores

La secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, la jefa de economía del gobierno, había descartado en principio este domingo planes para rescatar al Silicon Valley Bank, cuya quiebra generó una extendida preocupación entre sus clientes, en su mayoría empresas startups y también grande del circuito tecnológico instalado en ese famoso valle californiano. La entidad es la número 16 en tamaño de Estados Unidos.

Yellen buscó tranquilizar antes de la apertura de los mercados este lunes. Pese a que hay enormes diferencias con la crisis de 2008, se teme que el escenario sea complicado.

“Hemos estado escuchando de esos depositantes y otras personas preocupadas este fin de semana. Así que permítanme decir que he estado trabajando todo el fin de semana con nuestros reguladores bancarios para diseñar políticas apropiadas para abordar esta situación”, dijo.

Poco después se conoció la decisión de ampliar la cobertura de todos los depositantes lo que coincidió con la ampliación de la crisis con el cierre del Signature Bank.

“Hoy estamos tomando medidas decisivas para proteger la economía de EE.UU. mediante el fortalecimiento de la confianza pública en nuestro sistema bancario”, indicó el comunicado de la Fed, refrendado además por el Tesoro y la Corporación Federal de Seguro de Depósitos.

En el inicio del colapso de 2008, en una muy controvertida decisión, el presidente George W. Bush no quiso rescatar al Lehman Brothers (un banco mucho mayor que el SVB), cuya caída causó un efecto cascada en el sistema financiero local y mundial cuyos efectos aun persisten.

El SVB entro en un plano inclinado el miércoles pasado cuando anunció que intentaría ampliar su capital afectado por dificultades financieras, que le llevaron a deshacerse de inversiones por valor de unos US$ 21.000 millones, con pérdidas de 1.800 millones.

Ese anuncio llevó a muchos clientes a retirar sus fondos en manada por eso los reguladores cerraron el banco el viernes, no había liquidez. La quiebra hundió la cotización en Bolsa del SVB bursátil afectando al sector bancario en general, en EE.UU. y otros países.

Inicialmente se había prometido que solo se reintegrarían los depósitos garantizados, es decir de hasta 250 mil dólares. Pero ahora se amplió la cobertura. Es que los temores de contagio son fuertes la situación en general pueda ser controlada, según señalan los analistas.

Yellen sostuvo que el sistema bancario es “seguro y está bien capitalizado”, y atribuyó el colapso de SVB a la política de subidas de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal para controlar la inflación. En ese sentido, agregó que el regulador está considerando las “opciones disponibles” para enderezar la situación, incluyendo la compra de SVB por otra entidad.

Daño colateral

La agencia Bloomberg había consignado que también el FMI avisó que “monitorea de cerca” la situación y los riesgos potenciales de la caída del SVB. Un portavoz dijo que el organismo tiene “plena confianza que las autoridades de EE.UU. están tomando medidas apropiadas para enfrentar la situación”. EE.UU. es el principal accionista del Fondo, que monitorea la economía en sus 190 países miembros.

La solución más fácil será vender el banco a una institución saludable por eso hubo una subasta este domingo. Es la solución preferida, dijeron los funcionarios a miembros del Congreso. La mayoría de las quiebras bancarias se resuelven de esa manera y permiten a los depositantes evitar perder dinero.

Las deliberaciones que incluyeron a distintos estamos del gobierno y de los reguladores para ampliar la cobertura reflejaron la preocupación por el daño colateral del colapso de SVB que el caso añadió ahora del Signatura Bank no hace más que confirmar. Sin embargo esta crisis difiere en muchos aspectos de la de 2008 con el colapso de Lehman Brothers.

Alberto Bernal, estratega jefe de XP Investments, había dicho a Clarín que “hay una sola manera de enfrentar esto, y es una promesa de apoyo total. Hay muy poco tiempo para hacerlo, por eso las autoridades estarán forzadas a emitir una garantía de depósitos para todos en el SVB”.

“Más allá de lo que hagan las autoridades, puede haber alguna corrida en bancos más chicos. Esos bancos también necesitarán ayuda y las autoridades no tendrán más alternativa que enfrentar eso también”.

Los expertos consideran que la situación no es comparable con 2008. “Creo que va a ser difícil decir que esto es sistémico de alguna manera”, dijo este domingo Sheila Bair, ex directora de la Corporación, en la NBC Anil Kashyap, profesor de la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago, dijo que esta crisis no significa que el sistema financiero en general esté en peligro como lo estuvo durante la crisis de 2008.

“Este no es un evento sistémico. Este es un banco mediano que fue mal administrado”, dijo. Pero eso es diferente a si alguien en el núcleo del sistema financiero deja de hacer pagos a otra persona en el núcleo del sistema y luego el núcleo implosiona”.

El sistema bancario de Estados Unidos está altamente concentrado, con las cinco principales instituciones con casi 13 billones de dólares en activos. Incluso si otros bancos que son comparables en tamaño a SVB sufrieran corridas de depositantes, el sistema financiero general continuaría funcionando, dijo.

Fuente: Clarín por Paula Lugones


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s