Encuesta: Gobierno nacional en caída libre, a pesar de los cambios en el gabinete

Un estudio realizado entre el 17 y el 20 de septiembre expone el daño que significaron para el Frente de Todos la derrota electoral en las PASO y la crisis entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner por la conformación del nuevo gabinete. Los niveles de imagen positiva de ambos se desmoronaron y la aprobación de la gestión retrocedió. Pero, sobre todo, a la merma de votantes de 2019 que quedó expuesta en el resultado del 12 de septiembre se suma un descontento en una porción de los que eligieron al oficialismo hace solo 10 días que empiezan a conformar un grupo en fuga, según se desprende del informe Diagnóstico Sociopolítico de la consultora Tres Punto Zero.

El conflicto interno del Gobierno -del que el 91,3% escuchó hablar, según se precisa en el estudio- impactó en los votantes oficialistas. “El resultado de las elecciones y la comedia posterior tuvieron efectos claros y abren un panorama de mayor dificultad para el Gobierno. Esto se advierte en varios indicadores, como valoración de la gestión de gobierno o imágenes de los líderes del frente, entre otros. La evaluación de la gestión está en su piso histórico, con una pérdida de acompañamiento del 40% de la base electoral oficialista y con un núcleo duro que, ahora, no alcanza los 30 puntos”, analizó Shila Vilker, directora de Tres Punto Zero, en diálogo con LA NACION.

En cuanto al impacto electoral del enfrentamiento, un 43,7% de los encuestados señaló que “tiene menos ganas de votar al Frente de Todos”, opción que representó el 40,5% entre los votantes oficialistas de 2019. El dato alarmante para el Gobierno está entre los votantes propios en las recientes PASO: el 15,1% indicó que “tiene menos ganas de votar al Frente de Todos”.


“Al impacto del Olivosgate se suma el resultado electoral que, sabemos, abre el proceso de fuga que habitualmente sufre el carro perdedor. Para decirlo vulgarmente, cuando perdés te patean en el piso. En parte, esto se puede observar en el descontento de una porción de los votantes oficialistas de 2021. La crisis interna poselectoral también aporta lo suyo a esta escena y suma penalizaciones. La contracara de este proceso es la capitalización por parte de la oposición, fenómeno que no terminó de verse en las elecciones”, explicó Vilker. El estudio de la consultora se realizó con el conflicto muy fresco, por lo que los registros podrían experimentar algún movimiento cuando pasen más días, un punto que aclara la directora de Tres Punto Zero.

El 11,8% de quienes votaron al Frente de Todos en las PASO consideró que el conflicto “es una pelea entre dos políticos que solamente piensan en ellos”.

En el mismo sentido de pérdida de votos recientes, el 7,5% de los que votaron al Gobierno en las primarias indicó que piensa votar cambio en lugar de continuidad. “Hay entre 3 y 4 puntos de lo que sacaron que hoy está en duda, en la crítica. Ya empezó una merma en relación al votante reciente”, cuantificó Vilker.

A la hora de evaluar la actitud de Cristina en el conflicto interno, el 63% consideró que fue “mala o muy mala”, mientras que el 31,1% la aprobó. La escena se invierte entre los votantes del Frente de Todos de 2019, pero con un número elevado de rechazo. El 40% consideró “mala o muy mala” la actitud de Cristina, y el 59,3% “buena o muy buena”. Aparece otro porcentaje significativo entre los votantes oficialistas en las PASO, con un 23,7% que reprochó la actitud de la expresidenta.

Sin diferenciar entre orientaciones de los votantes, el 61,1% calificó de “mala o muy mala” la actitud del Presidente en la pelea interna; el 32,7% la evaluó como “buena o muy buena”. Fernández también tiene un reproche importante de los votantes oficialistas de 2019: el 35% contestó que actuó mal, y el 61,4, que lo hizo correctamente. Entre los que lo acompañaron en las PASO, el 19,2% rechazó su accionar.

El Presidente perdió en dos semanas más de 5 puntos de imagen positiva. Entre el 6 y el 20 de septiembre, su imagen “buena o muy buena” pasó de 39,2% a 34%. La imagen negativa se incrementó levemente: de 58,9% a 59,2%.

La imagen positiva de la vicepresidenta cayó casi 6 puntos entre el 6 y el 20 de este mes, de 38,2% a 32,8%. La “mala o muy mala” se disparó de 58,7% a 63,7%. Quienes capitalizaron el descenso son Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta, que mejoraron sus números.

Fuente: La Nación

Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s