Cristina Desesperada: o revierte la elección en al menos 3 provincias, o pierde el control del Senado. Por Carlos Galván

El Presidente Alberto Fernández asume la derrota en las PASO secundado por Cristina Kirchner. Foto Franco Fafasulli/Pool ARGRA.

Tras la sorpresiva paliza que sufrió en las PASO, las expectativas del Gobierno para estas elecciones asoman módicas, pero estratégicasrevertir el resultado electoral apenas en un puñado de provincias que le aseguren al oficialismo en ambas cámaras del Congreso conservar su actual poderío, que quedó a un tris de evaporarse.

En el SenadoCristina Kirchner se juega a todo o nada en la próxima votación del 14 de noviembre. Con un bloque de 41 miembros, en caso de repetirse el resultado de las primarias quedaría con una bancada de apenas 35 integrantes, dos menos que el quórum (37).

Por eso, en la Casa Rosada admiten que en el caso de la Cámara alta el foco ahora está puesto no en las 8 provincias que renuevan este año senadores sino en apenas tres: ChubutLa Pampa y Santa Fe (en Tucumán y Catamarca descuentan nuevos triunfos y a Córdoba, Corrientes y Mendoza ya las dan por perdidas).

Cristina Kirchner en 2019 con los senadores del Frente de Todos.

En las tres, el Frente de Todos cayó derrotado en las PASO.

“Desde lo simbólico ganar todos lados es importante, pero la clave hoy es asegurar el triunfo en pocos distritos clave. Recurso que haya debe destinarse a eso”, subrayan en el Gobierno.

Por Chubut, y gracias a una alquimia rara que no se repetirá, el peronismo cuenta hoy con tres senadores (los dos de la mayoría y el de la minoría). Y por Santa Fe y La Pampa los dos por la mayoría. La derrota en las PASO podría augurar que de esas 7 bancas que pone en juego, el oficialismo conserve apenas 3.

Por eso es vital para el oficialismo ganar ahora en esas provincias. De dar vuelta el resultado, Cristina podría comandar un bloque de entre 37 y 38 senadores.

Pero una cosa es lo que se planea en las mesas de arena de Buenos Aires y otra lo que se observa en los territorios provinciales.

En Chubut las tres listas que compitieron en Juntos por el Cambio sumaron 13 puntos más que las dos del Frente de Todos. En escena hay un tercer jugador: la fuerza Chubut Somos Todos del gobernador Mariano Arcioni, que cosechó el 13% de los votos.

En los últimos días desde la gobernación chubutense salieron a asegurar que su candidato no se bajará.

Gobernador de Chubut Mariano Arcioni.

En el peronismo de Chubut cuentan que Arcioni “está pidiendo demasiado” al Gobierno Nacional a cambio de bajarlo.

Pero además dicen que tampoco está claro que sea un buen negocio: “El candidato a senador de ellos (el ministro de Seguridad Federico Massoni) tiene un perfil duro, más parecido al de los candidatos de Juntos por el Cambio que al de los nuestros”.

Contra el entusiasmo en la Rosada, algunos en el PJ chubutense vislumbran una nueva derrota en noviembre.

Heridos en La Pampa

Algo similar pasa en La Pampa, donde en las PASO las cinco listas que compitieron en Juntos por el Cambio sumaron 48,82% y el Frente de Todos 38,16.

Aquí también en el Gobierno Nacional se muestran confiados en una remontada: “En 2017 fue igual, en las primarias Cambiemos ganó por 10 puntos de diferencia y en las generales el triunfo fue nuestro”, se entusiasman.

En el peronismo pampeano reconocen el antecedente, pero marcan una diferencia: aquella vez el ex gobernador Carlos Verna se puso la campaña al hombro.

Pero en estas PASO el actual mandatario Sergio Ziliotto -fue recibido la semana pasada en la Casa Rosada por el ministro del Interior Wado De Pedro– ya jugó de forma activa y el resultado fue malo. El cierre de listas, encima, dejó heridos.

Carlos Verna con su sucesor Sergio Ziliotto. Hay tensión entre ambos. Foto Luciano Thieberger.

Verna esta vez no hizo campaña porque está en tratamiento contra el cáncer, pero algunos se preguntan si en realidad no influyo la disputa que afloro con su sucesor Ziliotto.

Ese escenario incluso se profundizó en el último tiempo. El gobernador anudó la lista para el Senado con Cristina (la encabeza su ministro Daniel Bensusán y la segunda es la camporista Luz Alonso). El actual senador vernista Daniel Lovera se quedó afuera de la posibilidad de renovar.

“Le avisaron 48 horas antes que se quedaba afuera”, señalan en el peronismo pampeano. Y agregan: ”  
“Algo es obvio, en las primarias el peronismo no jugó a fondo”.

En Santa Fe las cuatro listas que compitieron en las PASO de Juntos por el Cambio cosecharon el 39,91% de los votos, según el escrutinio provisorio. Y entre las dos listas que se enfrentaron en el Frente de Todos, sumaron 29,80% de los sufragios.

“Son 10 puntos de diferencia, va a ser muy díficil darla vuelta”, admiten en el sector del peronismo santafesino alineado con el gobernador Omar Perotti.

Y detallan ingredientes que les harían la elección más cuesta arriba, como el cepo a la carne (que casualmente el Gobierno está por revisar) y la flamante ley de biocombustibles que impulsó el kirchnerismo y generó resistencias en Santa Fe.

Pero en la Casa Rosada las expectativas son distintas. “Sin desautorizar lo que dicen en Santa Fe, para nosotros la elección puede ser revertida“, dice un funcionario.

Más aun. Califican a Carolina Losada, la periodista de Juntos por el Cambio que ganó la PASO para el Senado, de una “ousider” que no va a lograr retener todos los voto que JxC logró en las primarias.

La pelea por Diputados

En Diputados, el Frente de Todos, con 120 integrantes, tiene la primera minoría. De repetirse el resultado de las PASO quedaría con 117, la misma cantidad que Juntos por el Cambio.

Si la oposición mejora su performance, el escenario podría ser dramático para el oficialismo: pasaría a ser la segunda minoría.

En este caso los focos de la campaña del Frente de Todos estarán puestos en apenas 5 distritos: las dos Buenos Aires, SaltaRío Negro y Neuquén.

En las dos provincias patagónicas el kirchnerismo quedó tercero, detrás de los oficialismos provinciales (ambos ganaron) y de Juntos por el Cambio. Ahora se apunta a quedar segundos, y retener las dos bancas que ponen en juego.

En el peronismo dicen que es factible (en ambas provincias quedaron a menos de 3 puntos de JxC). “Quizá no hubo mala leche de algunos compañeros, pero sí cierta displicencia en la campaña de las PASO. Ahora aspiramos a una elección diferente”, subrayan en el PJ rionegrino.

En Juntos Somos Río Negro, la fuerza provincial de Alberto Weretilneck, coinciden: “Es altamente probable que a esa banca se la quede el peronismo”.

En Salta, en las PASO ganó el Frente de Todos y -de repetirse el resultado- se aseguraría dos bancas. El problema es que ese triunfo fue por menos de un punto sobre Juntos por el Cambio. Con apenas sumar unos 3.000 votos, el resultado se daría vuelta. Y JxC metería dos diputados y el FdT, uno.

En la Ciudad de Buenos Aires el kirchnerismo retendría las tres bancas que pone en juego. Pero la apuesta de la Casa Rosada es crecer un poco para meter cuatro diputados (apuntan a quedarse con la banca que podría lograr Miriam Bregman, del Frente de Izquierda).

La pelea central, como siempre, será en la Provincia, donde al FdT se le vencen los mandatos de 17 diputados (por las PASO metería 15).

Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados. Foto Ricardo González.

Según el Gobierno, en el territorio bonaerense uno de los problemas fue que “a mayor NBI (Necesidades Básicas Insatisfechas) hubo menor participación en la elección”. Buscarán revertir eso.

También dicen que los perjudicaron los cambios en los lugares de votación ya que parte de los sectores más vulnerables no pudieron ir a votar: “El problema en el Conurbano es la movilidad”.

-¿Puede interpretarse que, disgustado, algún intendente no jugó a fondo y no acercó a la gente a votar?

-“Puede ser”, contestaron en la Casa Rosada, “pero hay que verlo como parte de un combo“.

Y completaron: “Hay muchos votos en disponibilidad. En las PASO se presentaron 25 listas y ahora la disputa será entre 5”. Las fuerzas que quedaron afuera sumaron 13,49% de los votos en las primarias.

El FdT va a apuntar ahí. El problema es que el resto hará exactamente lo mismo.

Fuente: Carlos Galván para Clarín

Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s