CUMBRE G20: Alberto Fernández pidió canjear la deuda externa por »acción climática«

¿Por qué se insiste en planificar una agenda con los problemas de los países del primer mundo?

La presencia de Alberto Fernández en la cumbre del G20 nos viene dejando mal sabor de boca a muchos argentinos. El Presidente decidió hospedarse en un costoso hotel en la ciudad de Roma, a diferencia de los demás líderes mundiales que se hospedaron en sus respectivas embajadas, tampoco asistió a la tradicional ceremonia de la Fontana di Trevi, también se criticó el exceso de contacto físico que tuvo con Macrón.

En el acto inaugural el mandatario optó por recurrir al recurso «ah, pero Macri» para criticar al expresidente y justificar la deuda contraída. Lo inédito de la cumbre fue el intento de Fernández para tratar de canjear la deuda por acción climática, siendo que Argentina es uno de los países con menos contaminación per cápita.

El mandatario principal argentino insistió en Roma en destacar como prioridad el avanzar «en acuerdos sostenibles en materia de deuda externa» e «identificar los avances en tecnologías limpias como bienes públicos globales» al hablar ante los líderes mundiales y sus Jefes de Gobierno principales, Alberto Fernández advirtió, «Sin multilateralismo ambiental, estaremos corriendo todos hacia el abismo«, además sostuvo, «la justicia ambiental requiere justicia financiera global. Sin financiamiento sostenible no habrá desarrollo sostenible«.

Últimamente la izquierda y el oficialismo hablan mucho de la supuesta urgencia por incorporar una agenda climática, ¿se está tratando de politizar el cambio climático y así generar una nueva disputa entre los argentinos, tal como lo fue la despenalización del aborto? Todo pareciera indicar que sí, los datos avalan la aplazable agenda climática, nuestro país tiene problemas reales que requieren medidas políticas imperiosas.

En un país donde 4 de cada 10 personas son pobres, donde 6 de cada 10 niños son pobres, eso significa que no cumplen con las necesidades básicas como comer cuatro comidas diarias, no pueden asistir a la educación de una manera óptima y viven en una situación de precariedad. Además tenemos mas de 4 millones de personas en situación de indigencia, no se habla siquiera de una agenda de urgencia contra la pobreza y el hambre. Todo podría resumirse en que Alberto Fernández y su gabinete de científicos no tienen en sus planes solucionar las problemáticas reales que agolpan a los argentinos, sino que buscan y crean problemas inexistentes para poder darle una falsa solución de forma inmediata, como lo fue la semana pasada la implementación de la Ley de Nacional de Juventudes, siendo que ya existían tres organismos que se enfocaban en los jóvenes. Evidentemente las prioridades de quienes nos gobiernan no son las mismas que las nuestras.

*Por Abigail Luna.


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s