AUMENTOS | La pelea por los colectivos: la Ciudad dice que el valor del boleto podría irse al doble

“Los números no les cierran y quieren ajustar para el Fondo”, se quejó Felipe Miguel. “Es un problema para la gente”, agregó Jorge Macri.

La Ciudad de Buenos Aires expresó su posición sobre la iniciativa del Gobierno nacional de trasladar los colectivos a la gestión porteña, con una consecuente quita de subsidios que se refleja en un incremento del boleto, como adelantó Clarín.

Ante la medida, varias figuras del gabinete de Horacio Rodríguez Larreta salieron al cruce.

«Hay una decisión del Gobierno que tendrá que ver con los números que no le cierran, con los requerimientos del FMI quizás, y decide aumentar tarifas y quitar subsidios», afirmó Jorge Macri en diálogo con radio Rivadavia.

Poco después, en una entrevista con A24, Jorge Macri adelantó que, «por estimaciones» que realizan desde la Ciudad, «si el gobierno nacional se retirara de forma completa la tarifa pasaría de 18 a 40 pesos«. Precisó el funcionario que «si la tarifa no tuviera el subsidio de la Ciudad iría a 60 pesos, pero como la Ciudad está dispuesta a sostener el subsidio se frenaría en 40».

En la misma línea salió luego el jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, que también criticó la propuesta. «Evidentemente hay una decisión del Gobierno Nacional de aumentar las tarifas. Y quieren desligarse de esa decisión«, dijo en la misma emisora.

Macri, ministro de Gobierno porteño, sostuvo que la intención de la gestión porteña es buscar un acuerdo en torno al traslado, pero que la decisión de la Rosada de traspasar las líneas de colectivo va en contra de esa postura.

«Hasta ahora siempre se trató de recorrer este camino en conjunto, acordando. Aparentemente ha cambiado ese tono y decidieron que la Ciudad, y todos los que la recorren, tengan un aumento de tarifas», agregó el funcionario.

Además, sostuvo que la medida va en línea con los próximos aumentos de tarifas de luz y gas que se darán en los próximos días, en el marco del acuerdo con el Fondo.

«Nos vamos enterando por los medios. Esto no es un problema para la Ciudad, es para la gente«, sentenció el ex intendente de Vicente López.

A su turno, Felipe Miguel explicó la situación. «La competencia del transporte es del Gobierno Nacional: si quieren aumentar las tarifas, que se hagan cargo de esa decisión, que se lo digan a la gente. Si quieren sacar los subsidios, también, háganse cargo. Si tienen algún problema porque los números no les cierran y deciden hacer un ajuste por exigencias del Fondo, también es una decisión del Gobierno Nacional y que se hagan cargo», agregó en diálogo con radio Rivadavia, rememorando el latiguillo que hizo famoso Marcos Peña.

Y concluyó: «Para poder hacer un traspaso de competencias tiene que haber un acuerdo entre las jurisdicciones, si no hay un acuerdo entre las jurisdicciones no puede haber un traspaso de competencias«.

A su vez, la diputada nacional por la Ciudad, María Eugenia Vidal, que hablan de un intento de “castigo” a los porteños por darle la espalda a la actual fuerza política gobernante en las pasadas legislativas.

En una nueva disputa con la Ciudad, el Gobierno nacional avanza con la decisión de pasarle a la Ciudad de Buenos Aires las 32 líneas de colectivos que circulan dentro de los límites de la avenida General Paz y el Riachuelo, que demarcan el territorio porteño.

La discusión se enmarca en la potestad y competencia de los subsidios que reciben los boletos de esas líneas, que en Nación estiman que suman $13 mil millones.

Por su parte, el jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, sostuvo que fueron citados a una reunión con los equipos técnicos para tratar cuestiones de competencias respecto de los colectivos y también sobre las tarifas.

«En el camino del análisis que dispara esta convocatoria hay múltiples escenarios, pero es claro que cuando se trata de traspaso de competencia requiere de acuerdos y una ley que lo avale», aseguró.

El jefe de Ministros porteño pidió tener rigurosidad y una mirada metropolitana para analizar la cuestión del traspaso del transporte público, que no se trata solamente de una cuestión de subsidios.

Además, remarcó que la Ciudad actualmente se hace cargo de una proporción importante de esos subsidios al transporte y que también se hace cargo de las líneas de subte.

«Estas definiciones tienen que hacerse analizando la integralidad, los boletos intermodales de transporte públicos según transporte que se hace. Hay gente que hace tres tramos mezclando un tren, dos colectivos, esa intermodalidad tiene aspectos en tarifas», detalló el ministro porteño.

La izquierda coincide con el PRO

Llamativamente, el asunto hizo coincidir al Frente de Izquierda con el PRO, fuerzas antagónicas en la mayoría de los temas de la agenda política. ¿Por qué? Porque el legislador Gabriel Solano salió a cuestionar la decisión del gobierno nacional en términos similares a los que tuvo Jorge Macri.

Solano denunció que la administración de Alberto Fernández promueve un «tarifazo» en la Ciudad de Buenos Aires y que eso forma parte «de los acuerdos con el FMI».

El legislador porteño del Partido Obrero cuestionó la quita de subsidios eléctricos que se planea realizar con la segmentación y además el traspaso de líneas de colectivos al ámbito porteño para reducir subsidios a nivel nacional. Dijo: «Los anuncios del gobierno nacional para la Ciudad de Buenos Aires se inscriben en la política de ajuste pactada con el FMI».

«La eliminación de subsidios al servicio eléctrico en 11 barrios porteños producirá un tarifazo que en muchos casos podrá superar el 100%. El hecho de encubrirlo como la eliminación a subsidios a los ricos carece de todo rigor, ya que en esos barrios viven miles y miles de familias trabajadoras, muchas de las cuales deben soportar alquileres carísimos que consumen una parte sustancial de sus ingresos», sostuvo

Y agregó que «el objetivo final es la reducción de los subsidios para alcanzar las metas fiscales pactadas con el FMI”.

En ese sentido marcó que lo mismo sucede con la transferencia de las 32 líneas de colectivos que desarrollan sus recorridos exclusivamente en el ámbito de la Ciudad.

«Como sucedió en el pasado con el subte, la transferencia producirá un aumento muy significativo. Los funcionarios del gobierno nacional señalan que CABA tendría un privilegio en relación a las provincias del interior, donde el costo del transporte ronda los 60 pesos. Con sus dichos anticipan un aumento del transporte público del orden del 200%», graficó.

Para Solano, en ese punto, el «objetivo es la reducción de unos 13.000 millones de pesos de subsidios para alcanzar las metas fiscales que se establecieron en el acuerdo con el FMI»

FUENTE: CLARÍN


Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s