Atentado a Cristina Kirchner: un video muestra que Sabag Montiel sabía manipular el arma que usó en el ataque

La Justicia accedió a nuevas imágenes que revelan que el acusado sabía manipular el arma que utilizó en el ataque. Se sumó el testimonio de un militante que dijo verlo mover la corredera de la pistola, luego de que el primer disparo no saliera.

Un video recuperado de la tarjeta SIM del celular de Fernando Sabag Montiel, lo muestra meses antes del atentado a Cristina Kirchner manipulando un arma que sería la utilizada en el ataque, «corroborando que tenía conocimiento sobre su uso», explicaron fuentes judiciales a Clarín.

Las imágenes se sumaron al testimonio de un militante que estuvo afuera de la casa de la Vicepresidenta la noche del atentado y que, al declarar como testigo ante la justicia federal, contó que vio al acusado realizar «un intento de manipulación para mover la corredera» del arma Bersa calibre 32, después de que el disparo no salió. En la corredera de la pistola se corroboró que había ADN del principal imputado en el caso. 

Ese testimonio y un video complicaron aún más al principal imputado en el caso que investiga el intento de homicidio contra Cristina Kirchner.

El joven de 35 años, de origen brasileño, tenía la pistola Bersa hacía un año en su domicilio de San Martín. Guardaba junto a ella dos cajas de 50 municiones cada una, compatibles con el calibre del arma que colocó a pocos centímetros de la cabeza de la Vicepresidenta.

Uno de los interrogantes planteados en el expediente que instruye la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo era si tuvo la intención real de asesinar a Cristina Kirchner. Después de gatillar dos veces, el disparo nunca salió. Esa circunstancia inauguró una serie de planteos alrededor de la manipulación de la pistola y el conocimiento sobre su funcionamiento.

Lo cierto es que la justicia avanzó sobre una tesis concreta: Fernando Sabag Montiel quiso “dar muerte a Cristina Kirchner, contado para ello con la planificación y acuerdo previo entre ambos”, en relación a su pareja, Brenda Uliarte. Así lo dice la imputación que pesa sobre la pareja y que los conducirá a un procesamiento por tentativa de homicidio.

​De la tarjeta SIM del celular del acusado, se obtuvo un video de julio o agosto de este año, estiman los investigadores, donde se lo veo manipulando el arma Bersa calibre 32. La imagen recuperada por la PSA lo expone manejando la pistola «en una clara muestra de que conocía el funcionamiento de la misma», indicaron fuentes del caso a Clarín.

Las imágenes muestran cómo manipula el arma de fuego que después terminó utilizando para atacar a la vicepresidenta. El manejo de la Bersa calibre 32, es una señala de su conocimiento sobre cómo utilizarla.

La semana pasada Clarín dio a conocer en exclusiva fotografías recuperadas por la PSA de la tarjeta SIM del dispositivo celular, donde se lo ve posando con el arma de fuego, junto a otra imagen de de la Bersa colocada sobre un colchón con las municiones secuestradas por la justicia.

Son todas, explican en Comodoro Py, piezas de un mismo rompecabezas que visto de forma conjunta complican aún más la situación procesal de Sabag Montiel.

La declaración contra Sabag Montiel​

En tanto, un testigo declaró pocas horas después del atentado cometido contra la vicepresidenta. Ante la justicia federal contó que vio a Sabag Montiel manipular el arma, más específicamente, mover la corredera después de que el disparo no se produjo.

​Lo que declaró el testigo es que aquel jueves, en medio de la militancia, Sabag Montiel «no tenía mucha capacidad de movimiento», pero que en pocos segundos pudo observar cómo «se llevó el arma contra su cuerpo y buscó manipular la misma», en un intento de accionar la pistola. Al ser la misma semiautomática, para que balas ingresen en la recámara hay que mover la corredera, explicaron fuentes del caso dando fuerza al testimonio.

Aquellas palabras son contempladas por los investigadores como una prueba más que complica la situación del joven de 35 años. «En la corredera del arma había ADN de Sabag Montiel y se condice con la declaración testimonial recibida», explicaron fuentes de la causa a Clarín.

Las pruebas contra el atacante principal de Cristina Kirchner incluyen las tareas de inteligencia realizadas días previos al jueves 1 de septiembre, el recorrido que se reconstruyó aquella mañana hasta que llegó a las inmediaciones del departamento de Uruguay y Juncal.

La tenencia del arma es parte de las pruebas analizadas y que se suman a la acusación contra Sabag Montiel, lo que además tiene un dato más: no contaba con autorización de portación de la misma.

Para la Justicia, a ese listado de pruebas una particular tiene que ver con el ADN hallado en el arma de fuego que gatilló dos veces. En la corredera de la misma había rastros de Sabag Montiel. Ese informe pericial se condice con lo declarado por el militante: el imputado buscó realizar un intento después de que no salió el disparo. 

uente: Lucía Salinas para Clarín


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s