Una economía condicionada por la falta de dólares, la inflación y la incertidumbre electoral: qué proyectan los empresarios

Tras un 2022 complejo en materia económica, el año que arranca anticipa los mismos desafíos y una sequía que preocupa. El foco estará puesto en los comicios y en las propuestas para 2024

Con una inflación levemente inferior a 100%, severas restricciones de divisas -que se complejizaron, primero con la invasión de Rusia a Ucrania y luego con la sequía- y una actividad económica que empezó a mostrar, en los últimos meses, signos de estancamiento, finalizó el 2022.

El atenuante fue el triunfo de Argentina en el Mundial, que por un mes hizo que los problemas que sufre el país se sintieran un poco menos. Pero atravesada esa alegría, ahora el foco está puesto en el año que comienza, que no sólo estará dominado por las mismas dificultades económicas, sino que a ello se le sumará la política y la incertidumbre que genera el contexto electoral; más aún en un escenario de fuertes internas en las dos principales coaliciones.

En este marco, ¿Cómo proyectan los empresarios el 2023? ¿Creen que podrán sortearse los puntos críticos que atraviesa la economía? ¿O será un año de transición, como anticipan algunos?, fueron las preguntas que Infobae le hizo a destacados referentes del sector.

“La política va a condicionar la economía. La raíz de los temas del país está en la política, en la falta de consenso sobre políticas de Estado. Y esto se siente y se seguirá sintiendo en la medida en que no haya acuerdos de las dos grandes coaliciones mayoritarias del país”, afirmó el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, al tiempo que agregó que “las incertidumbres que eso genera realimentarán expectativas positivas o negativas en la economía”.

La raíz de los temas del país está en la política, en la falta de consenso sobre políticas de Estado (Funes de Rioja)

Los empresarios atravesarán este año pendientes de la macroeconomía, de si pueden importar o no insumos para seguir produciendo y de si aflojan o no las subas de costos que los fuerzan a subir los precios. Pero también pondrán el foco en conocer las propuestas de cada uno de los candidatos a suceder al presidente Alberto Fernández y en lograr reunir algunos consensos básicos sobre diversos temas, como ya dejó en claro el Grupo de los 6 (G6).

“Nuestras expectativas se renuevan para 2023. Anhelamos que este nuevo año podamos alcanzar los tan necesarios consensos que Argentina necesita para lograr ese desarrollo económico y social que tanta falta nos hace; y que se respeten plenamente nuestra Constitución y las instituciones de la República”, consideró, por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Mario Grinman, luego de hacer un repaso del 2022, atravesado por la “incertidumbre, la evolución alcista de la inflación, las restricciones cambiarias y el desequilibrio fiscal”.

Para Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), bajar la inflación llevará mucho tiempo y esfuerzo por parte de todos los actores económicosPara Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), bajar la inflación llevará mucho tiempo y esfuerzo por parte de todos los actores económicos

Para Javier Madanes Quintanilla, dueño de Aluar y de Fate, “el 2023 será un año de transición”, ya que “no se puede revertir tan rápidamente la situación de mediocridad que atraviesa el país desde hace mucho tiempo”. Su principal desafío será “interactuar con las autoridades salientes y entrantes para poder cambiar un poco el curso de la historia” y su expectativa es que este año “haya una alternativa política diferente”.

“Va a ser un año complejo en lo económico, pero también en lo político, con la interna que tienen en el Frente de Todos y en Juntos por el Cambio”, resumió el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Gustavo Weiss.

No se puede revertir tan rápidamente la situación de mediocridad que atraviesa el país desde hace mucho tiempo (Madanes Quintanilla)

En lo económico, se mostró preocupado por el problema de los dólares, el contexto internacional y la sequía, y con respecto a la actividad, Weiss cree que este año “no será de mucho crecimiento para el sector, ya que hay cierta restricción de caja por el lado de la obra pública, y la obra privada está directamente relacionada con el crecimiento económico”. El sector de la construcción lleva ya tres meses de caídas desestacionalizadas y en octubre registró la primera baja interanual, de 0,9 por ciento.

Teddy Karagozian, dueño de TN&Platex, espera un año de crecimiento, aunque con las “dificultades de no tener dólares por haberlos desperdiciado históricamente (por tener un dólar subvaluado)”.

En materia política, afirmó el textil que no queda claro quién o quiénes serán los contendientes y qué proponen en cada lado de la grieta, situación que “genera incertidumbre y desconcierto. Pero el futuro de Argentina será bueno y eso es lo que nuestra empresa cree y con esa convicción actúa”, dijo, optimista.

Teddy Karagozian, dueño de la textil TN&Platex, espera un 2023 de crecimiento, aunque con dificultades en materia de divisasTeddy Karagozian, dueño de la textil TN&Platex, espera un 2023 de crecimiento, aunque con dificultades en materia de divisas

Según el presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (Uipba) y dueño de Cerámica Alberdi, Martín Rappalini, “el principal desafío será continuar con la actividad industrial y producir en un escenario económico y político complejo”, pero en segundo lugar, y con una mirada al mediano y largo plazo, “el desafío será aprovechar las oportunidades que ofrece el mundo”.

Rappalini mencionó la restricción de divisas y la dificultad para conseguir insumos como uno de los principales problemas que atravesó como empresario durante el 2022, además de la aceleración de la inflación, y se mostró expectante con que esos escollos puedan resolverse este año.

“Para nosotros, los industriales, es fundamental alcanzar una macroeconomía ordenada básica para poder pensar un plan de futuro. Además, necesitamos un sistema impositivo que promueva la inversión y el crecimiento, un sistema laboral que resguarde a los trabajadores y que al mismo tiempo incentive la generación de empleo; un sistema educativo que forme a los trabajadores para el futuro y el presente, y un sistema financiero que esté a disposición del desarrollo”, manifestó el presidente de Uipba.

Respecto de la actividad este año, el dirigente e industrial sostuvo que dependerá del comportamiento de la economía, de la baja de inflación y de la incertidumbre típica de un año electoral. “En nuestro caso particular, va a estar condicionada por la disponibilidad de insumos y repuestos. Esto aplica también a las posibilidades de realizar inversiones”, dijo.

Es fundamental alcanzar una macroeconomía ordenada básica para poder pensar un plan de futuro (Rappalini)

Uno de los factores que podrán jugarle una buena pasada al Gobierno este año es la cuestión energética, que en 2022 hizo lo contrario, por las consecuencias en los precios que provocó la invasión de Rusia a Ucrania y por la indefinición de la obra del gasoducto Néstor Kirchner.

Funes de Rioja consideró que este año el problema energético “puede estar mitigado por la finalización del gasoducto, que se espera para junio, y por los incrementos de la producción en Vaca Muerta”. Sin embargo, el 2022 cerró con una “cifra de inflación lo suficientemente alta como para impactar en las expectativas de inversión y consumo este año”, agregó el presidente de la UIA.

“En materia de divisas, esperamos que podamos importar insumos para que la industria siga en funcionamiento. Y esto está ligado a las alternativas o estrategias que se busquen para ir conduciendo esta emergencia cambiaria que tenemos hacia una política que dé transparencia y previsibilidad al tipo de cambio desde una perspectiva realista”, aseveró el presidente de la UIA

El presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, planteó la necesidad de reunir consensos básicos entre todas las fuerzas políticas, de cara al año electoralEl presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, planteó la necesidad de reunir consensos básicos entre todas las fuerzas políticas, de cara al año electoral

Si bien muchos sectores permanecen con restricciones fuertes en materia de divisas, el escenario de aprobación de importaciones (SIRA) mejoró para las empresas de consumo masivo que participan del programa Precios Justos.

Las empresas consultadas por Infobae coincidieron en que les salieron aprobadas las SIRA más críticas con plazos de acceso al dólar oficial entre 30 y 90 días, tiempos acordes con los aceptados por los proveedores del exterior. Pero no es la realidad de todos.

Pese al dólar soja 2, los compromisos con el FMI son exigentes y el BCRA está aprovechando para acumular reservas. Además, la sequía no sólo impactó en la cosecha de trigo, sino también en la siembra de la gruesa, que arrancó tarde y cuyos efectos se sentirán entre marzo y abril de este año.

Nos preocupan las consecuencias que tendrá la actual sequía durante el próximo año; y resulta un interrogante si contaremos con la infraestructura necesaria en Vaca Muerta para enfrentar el invierno (Grinman)

“Nos preocupan las consecuencias que tendrá la actual sequía durante el próximo año; y resulta un interrogante si contaremos con la infraestructura necesaria en Vaca Muerta para enfrentar el invierno sin recurrir nuevamente a abultadas importaciones energéticas”, planteó Grinman.

Sobre la inflación, aseguró el dirigente mercantil que reducirla es “un proceso que lleva mucho tiempo y esfuerzo por parte de todos los actores económicos”, por lo que consideró imprescindible “alcanzar acuerdos que permitan construir los cimientos de un país estable y previsible”.

Y agregó: “El Gobierno debe hacer lo necesario en el frente fiscal y en el monetario, dado que la inflación es esencialmente la consecuencia de desequilibrios macroeconómicos”, agregó Mario Grinman.

Nadie en el mundo empresario cree que el Gobierno podrá cumplir con la meta del 60% de inflación para 2023 fijada en el Presupuesto. Los más optimistas creen que será igual a la del 2022, cercana al 100%, mientras que otros sostienen que la superará. “Para que baje a esos niveles, debe aún modificarse estructuralmente el sistema que promueve el gasto público, sistema que solo cambiará si se aumenta el empleo privado para que con menos empleo público, menos jubilados y menos necesidad de subsidios la población no pase a hambre o zozobra”, planteó Teddy Karagozian, quien aprovechó para recordar su propuesta escrita en la “Mochila Argentina”.

Javier Madanes Quintanilla ve “difícil” alcanzar esos niveles de inflación previstos por el Gobierno porque “los desequilibrios no parecen haber tenido una corrección de fondo por el momento”. “Una baja inflacionaria sustancial sólo es posible mediante una situación recesiva fuerte que va a traer consecuencias muy serias”, remarcó el industrial.

Fuente: Natalia Donato para Infobae


Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s