No entendió que las funciones de su nuevo trabajo es afuera de Argentina: Cafiero quiere una Cancillería que “camine el país”

LPO / Juan Casas

Santiago Cafiero está por cumplir dos semanas como ministro de Relaciones Exteriores y ultima detalles para lo que será su gestión. 

Se llevó a Cecilia Todesca y buena parte del equipo que lo acompañó en Jefatura de Gabinete  pero decidió resignar algunos nombres como el de Cecilia Nicolini para respetar la tradición de un diplomático como número dos que, en el caso de Pablo Tettamanti, hubiera generado otro conflicto con Cristina. 

En Cancillería dicen que el desembarco estará marcado por “el profesionalismo en todas las áreas de gestión. Por eso sigue Tettamanti de vicecanciller y Oliveri de secretario de Culto, se suma Todesca Bocco a la secretaría de Relaciones Económicas Internacionales y el ex diputado nacional Guillermo Carmona al frente de la secretaría de Malvinas”.

El nuevo equipo es consciente que en el universo de la diplomacia miran con recelo al nuevo ministro por el grado de desprolijidad y desmanejo que terminó con su asunción. Sin embargo, cuentan fuentes diplomáticas, que “ya acomodados, los movimientos en las áreas no fueron bruscos” y reivindican el trabajo de la jefa de gabinete, Luciana Tito, quien mantiene reuniones con todas áreas. 

“Cancillería es un monstruo pero tiene una cabeza, la Jefatura de Gabinete tenía siete”, dijo a LPO una fuente del equipo de Cafiero.

Por eso, la nueva administración buscará promover al cuerpo diplomático y capacitarlos en la promoción de “nuevos talentos y activos, como la economía del conocimiento, para su exportación”. “Argentina no es sólo soja, carne, limón y tango”, plantean en lo que puede interpretarse como una sutil crítica al trabajo de Felipe Solá, muy centrado en la venta de materias primas.

En ese marco, remarcan que la primera reunión pública de trabajo con los ejecutivos del sector de los unicornios y pymes tech. “Pongo a disposición del sector a todas las embajadas y la plataforma de promoción comercial de la Cancillería argentina”, les dijo Cafiero en ese primer encuentro que contó con la participación de pesos pesados como Mercado Libre, Ulalá Globant y Q Services. Allí prometió talento exportador, más dólares que ingresen y trabajo joven calificado.

Cecilia Todesca, secretaria de Relaciones Económicas Internacionales.

Los nuevos funcionarios de Relaciones Exteriores repiten que esta nueva etapa será de “diálogo político” y “diplomacia pública” para afrontar desafíos globales. “Queremos más misiones comerciales, con anclaje en las economías regionales y pymes, en alianza con todos los gobernadores y bien federal. Abrir más mercados y estimular más productos argentinos en el mundo”, sostienen.

La gente de Cafiero prefiere no hacer críticas al trabajo de Felipe pero una de las diferencias que se detectan tiene que ver con supuesta una lógica cerrada a la hora de relacionarse hacia afuera.

En ese sentido, fuentes consultadas por LPO adelantaron que “será una Cancillería federal con un canciller con puertas abiertas”. “El Canciller no sólo tendrá una política de despacho abierto. También saldrá de la cancillería hacia cada punto del país y se hará presente en cada país donde la Argentina ya tenga intereses o tenga el objetivo de desarrollar intereses nuevos”, detallan.

Además, prometen implementar una práctica vinculada con la economía real. “Cada embajador responderán por un éxito comercial. Las divisas son un objetivo de política pública popular. Necesitamos más y más divisas para disminuir la vulnerabilidad externa de la Argentina. Para este objetivo la Cancillería profundizará su política de comercio e inversiones. Cada embajada, cada consulado, deberá abrir cada mes el canal para un nuevo producto fabricado con trabajo argentino”, anuncian fuentes del Palacio San Martín a LPO. 

El ojo estará puesto en las relaciones bilaterales sin descuidar foros multilaterales como Celac o Mercosur.  “Este énfasis en las políticas bilaterales no tiene exclusiones ni depende del color político de los gobiernos o el tamaño de los países”, confirman.

A su vez, la prioridad estará en las relaciones con Sudamérica y con América Latina y especialmente el Mercosur que viene atravesado por fuertes tensiones. 

“Cafiero hará todo lo posible por llegar a acuerdos con Brasil, Uruguay y Paraguay que no sean gravosos para la industria de ninguno de los cuatro países. Los industriales de Brasil y de la Argentina tienen mucho en común y las cancillerías deben recoger esa base de acuerdo”, resaltaron.

Con Brasil habrá una dedicación particular y por eso se realizó una reunión de alto nivel con el canciller brasileño, Carlos França. El vínculo con Bolsonaro no es sencillo pero Cafiero tiene en sus manos la posibilidad de concretar la primera reunión presencial entre ambos a dos años de Gobierno.

“El primer escollo será su inexperiencia y el hecho de reemplazar a un político profesional como Felipe. La Cancillería es como ser arquero. Podes tener pocos errores, pero se pagan caro”, reflexionó una fuente diplomática a LPO.

Fuente: Augusto Taglioni para lapoliticaonline.com.ar

Apoyá a los que trabajamos por el derecho a la verdad. En los medios oficialistas no lo vas a encontrar. Hacé clic acá y suscribite a ricardobenedetti.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s