Inflación: el Gobierno sobreactúa con los controles de precios y las empresas esperan una convocatoria para hablar de costos

La Secretaría de Comercio anunció que se retrotraerán al 10 de marzo una lista de 580 productos, pero no informó cuáles. Hoy relanzan un programa para los comercios de cercanía. Dudas y molestia por parte del sector alimenticio

Desde que el presidente Alberto Fernández habló de “guerra contra la inflación”, volvieron las inspecciones a las empresas de alimentos, las convocatorias, las amenazas con sanciones y con aplicar la Ley de Abastecimiento. Todas medidas adoptadas reiteradas veces en la Argentina que demostraron no servir para controlar la suba generalizada de los precios. Pero el Gobierno insiste y sigue culpando a los empresarios de especular y ser los generadores de la inflación.

En las últimas horas, y con el antecedente de la inflación de febrero, que escaló al 4,7% con un 7,5% en alimentos, la Secretaría de Comercio convocó a supermercados y empresas de consumo masivo para manifestarles su preocupación por aumentos “desproporcionados” que se habían aplicado en los últimos diez días. La realidad es que las subas se vienen dando ya desde los últimos meses y más aún, en productos básicos como aceites, harinas y derivados, desde que estalló la guerra entre Rusia y Ucrania, a fines de febrero. Pero el discurso del Presidente anticipando medidas obligó a su equipo a actuar. Y lo hizo, con las mismas recetas de siempre: controles y más controles.

El primer encuentro entre supermercados, proveedores y Comercio Interior fue el lunes. En esa reunión, participaron algunas compañías (Arcor, Molinos y AGD) y directivos de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal) y de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU). Allí, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, les plantearon que no podían convalidarse ciertos aumentos excesivos -registrados a través del sistema SEPA, de información diaria de los supermercados- y que continuarían el diálogo en las siguientes 24 horas. El mensaje a las compañías alimenticias fue que si las subas estaban justificadas, no habría inconvenientes, pero que se analizaría empresa por empresa.

No pasó ese lapso de tiempo que Feletti volvió a convocar a los supermercados ayer y más tarde su cartera anunció, mediante un comunicado, que las cadenas se habían comprometido a retrotraer precios al 10 de marzo a partir de hoy. Fuentes de la Secretaría dijeron a Infobae que se detectó que las subas se habían registrado solo en el canal comercial y que son unos 580 productos cuyos valores bajarán, pero no informó cuáles. Los supermercados se mantuvieron en estricto silencio, excepto Changomas (ex Walmart), que admitió haber recibido el lunes un listado con apenas 3 productos de un solo proveedor de perfumería y limpieza.

“Se nos pidió revisar esos precios y asumimos el compromiso de volver atrás el precio de los mismos al valor de referencia del 10 de marzo. Algo que hicimos ayer mismo. Incluso, en el día de hoy -por ayer- tuvimos una reunión de trabajo donde ratificamos nuestro compromiso de seguir analizando todos los casos que fueran necesarios y trabajar con los proveedores para mantener los compromisos en curso”, aseguró Juan Quiroga, director de la compañía. Sobrevuela la duda sobre ese listado de 580 ítems que el Gobierno no quiere difundir, según dice, por secreto estadístico. Lo curioso es que, según el comunicado oficial, las cadenas que registraron mayores aumentos fueron Changomas y Cencosud, y la primera sólo acusó recibo por tres productos que, por otra parte, no son alimentos.

Desde las empresas proveedoras, en tanto, esperan ser convocadas individualmente para hablar de costos y continuar negociando la próxima etapa de Precios cuidados, que comenzará el 7 de abril y se extenderá hasta comienzos de julio. Trascendió que el Gobierno pretende ofrecer 6% en el trimestre (2% mensual), pero las compañías están pujando por conseguir más incrementos, ya que sólo en febrero la inflación rozó el 5%. El listado, según les dijo el Gobierno a las empresas, se mantendría en torno a los 1.300 artículos.

Canasta de proximidad

Por otro lado, Comercio Interior estuvo trabajando en las últimas semanas con las empresas en la definición de una nueva canasta de alimentos básicos para ser comercializada en los comercios de proximidad. Serían unos 70 a 80 productos, algo similar al “Súper Cerca” lanzado por la ex secretaria de Comercio, Paula Español, que no funcionó. Feletti prevé realizar el anuncio hoy en una conferencia de prensa y la diferencia con el régimen anterior es que los productos no tendrán el precio impreso en la etiqueta. También sumaría detalles del fideicomiso del trigo, según trascendió.

De todos modos, las dudas de las empresas productoras y de los comerciantes son las mismas. ¿Cómo hará el pequeño almacén para vender a un precio determinado si no se acuerdan los márgenes con el canal mayorista? “Hay 250.000 puntos de venta de cercanía. Nosotros podemos garantizar el precio salida de fábrica, pero no a qué valor se va a vender en cada uno de esos comercios”, dijeron en una empresa líder.

De todos modos, las principales firmas alimenticias hicieron su aporte y hoy se anunciará el programa. En este contexto de negociaciones, molestó al sector privado las acusaciones del Gobierno respecto del abastecimiento. En el comunicado emitido ayer, Comercio Interior planteó que “se observó que algunas empresas como La Serenísima y Molinos Río de la Plata están priorizando el abastecimiento a los comercios de proximidad por sobre los supermercados, atentando así contra el programa Precios Cuidados, que funciona en las grandes cadenas de todo el país”.

“De este modo -agregó- las empresas en cuestión operan contra el establecimiento de una canasta regulada, que obra como ancla antiinflacionaria, garantizando el acceso de las y los argentinos a una amplia y diversa cantidad de bienes de consumo masivo. El mismo comportamiento se vio la semana pasada por parte de los frigoríficos exportadores nucleados en el consorcio ABC, que intentaron boicotear el programa Cortes Cuidados, lo que motivó una intimación de Comercio Interior y la subsiguiente actuación del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca para garantizar su funcionamiento”, dijo la cartera que dirige Feletti, al agregar que también por este motivo serán convocadas las firmas en los próximos días.

Algunas firmas ya fueron citadas por el Gobierno -ayer hubo alguna reunión- y otras siguen a la espera, mientras preparan los archivos con las subas de costos y con los análisis comparativos de sus aumentos respecto de otros alimentos. Es más, en Copal ya hicieron este trabajo y da como resultado, de acuerdo a los números del Indec, que los alimentos envasados son los que menos subieron entre marzo de 2020 y febrero de este año.

Las cifras son las siguientes: tomate (276,52%); lechuga (243,33%); asado (187,16%); manzana (186,25%); naranja (154,43%); zapallo (146,45%); papa (117,27%); pollo entero (102,64%); pan flauta (94,05%); yerba mate (108,92%); aceite de girasol (107,90%); arroz blanco (78,04%); leche fresca en sachet (71,28%); galletitas de agua (57,50%); harina común (50,93%); azúcar (44,07%) y fideos guiseros (42,35%). Aún así, las empresas argumentan que los costos están creciendo fuertemente y que los precios están subiendo mucho menos que la inflación.

Fuente: Natalia Donato para Infobae


Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s